Información

El Catastro - Sistema de registro de tierras en la región de Trentino Alto Adige

El Catastro - Sistema de registro de tierras en la región de Trentino Alto Adige

Notas introductorias sobre el Catastro y el Libro de Tierras (o Tavolare)

El 13 de octubre de 1932, el Ministerio de Hacienda, con una circular administrativa (n. 9016, firmada por el entonces Director General del Registro de la Propiedad y del SS.TT.EE., Grandi) dispuso verbalmente:
Dado que el Istituto del Libro Fondiario (Registro de la Propiedad) existe en las Tierras de Redente, que no existe en las otras provincias del Reino y dado que el Catastro está estrechamente relacionado con él e incluso forma un complemento necesario, la conservación del catastro en el Terre Redente debe hacerse siguiendo el la legislación ex austriaca, que se basa en la Ley BLI de 23 de mayo de 1883 norte. 83, y la Orden Ministerial de 11 de junio de 1883, B.L.I. 91)
Esta circular representa el primer reconocimiento oficial de la existencia y operación en el territorio nacional de un sistema catastral completamente diferente, de hecho ajeno a la legislación prevista por la Ley de igualación de tierras el 1 de marzo de 1886, n. 3682, que ordenó la formación del Catastro de Nuevas Tierras (N.C.T.) y, en consecuencia, todo el sistema de transcripción vigente en el resto de Italia, a través de las oficinas de los registros inmobiliarios.
En verdad ya en 1923, con el R.D. 11 de enero de 1923, no. 148, las disposiciones sobre el impuesto directo sobre la renta en las llamadas Provincias Antiguas se habían extendido a los territorios anexos al Reino de Italia después del final de la Primera Guerra Mundial, incluidas las disposiciones que rigen las facilidades o exenciones de dichos impuestos.
Desde entonces, no se emitió ningún acto legislativo a este respecto, renunciando así a la legislación NCT que se aplicará también en las Tierras Canjeadas, y por lo tanto reconoce implícitamente la evidente superioridad del sistema de publicidad del Registro de la Propiedad, en el que los derechos registrados alcanzan el valor de prueba de su propiedad, con respecto al sistema de transcripción, que, como se sabe, no puede ofrecer a terceros ninguna certeza de la situación legal real.
En el curso de la conservación catastral, y con referencia al territorio de la región de Trentino-Alto Adige, la legislación austriaca ha seguido aplicándose. Sin embargo, es necesario aclarar que algunas de las disposiciones posteriores emitidas por el Estado con respecto al catastro de tierras fueron y, sin embargo, también se aplicaron parcialmente en el territorio regional mencionado, excepto en los casos en que estas disposiciones entren en conflicto con la ley catastral fundamental de Austria.
En cuanto al impuesto sobre los edificios, las normas legislativas sobre la formación y conservación del registro de la propiedad urbana se extendieron a los territorios anexados por el R.D. 22 de mayo de 1924, no. 825, para lo cual las disposiciones actuales sobre N.C.E.U. evidentemente se aplica a todo el territorio de la República, incluidas, por lo tanto, las provincias que ya pertenecen a la monarquía cesada de los Habsburgo.
Con el art. 1 del decreto presidencial 31 de julio de 1978, n. 569, las funciones administrativas estatales sobre tierras y registro de tierras urbanas, dentro de la Región de Trentino-Alto Adige, fueron delegadas por el Estado a la Región (ejercida desde el 1 de septiembre de 1980 por la Región Autónoma de Trentino-Alto Adige), que ya tenía competencia legislativa primaria y competencia administrativa en materia de plantación y mantenimiento del Registro de la Propiedad, en base al nuevo estatuto de autonomía.

El antiguo Registro de la Propiedad de Austria

Los orígenes históricos y técnicos del antiguo Registro de la Propiedad austriaco se pueden encontrar en el Censo milanés, que data de 1718, y fue activado por María Teresa de Austria en 1759, con la que se quería la representación gráfica de la propiedad.
El Registro de la Propiedad de Austria, tal como se nos ha asignado, fue ordenado posteriormente por Francisco I de Austria con la Licencia Soberana del 23 de diciembre de 1817, para igualar el impuesto sobre la tierra. Las obras, que comenzaron unos años antes de esa fecha, se completaron en diferentes épocas: en particular, las encuestas tuvieron lugar entre 1818 y 1828 en Friuli-Venezia Giulia, mientras que se llevaron a cabo desde 1851 hasta 1861 en los Länder del Vorarlberg , Tirol y Trentino, parte del cual corresponde al territorio de la actual región de Trentino-Alto Adige.
Completado en 1861 las encuestas de formación del catastro, con la Ley 24 de mayo de 1869, B.L.I. 88, se abandonó el criterio del catastro estable y se decretó la revisión de la clasificación de la tierra cada 15 años, regulando los procedimientos para la determinación de las tarifas destimo, en función de la renta imponible, y estableciendo las cualidades de los cultivos y las clases de bondad .
Con la Ley del 25 de julio de 1871, B.L.I. 95, se introdujo un reglamento general sobre los Libros Landed (cuya planta se delegó a las provincias individuales del Imperio Austrohúngaro), posteriormente integrado por la Ordenanza Ministerial del 12 de enero de 1872, B.L.I. 5, que contiene instrucciones para la ejecución de la propia ley.
Con la mencionada Ley de 23 de mayo de 1883, B.L.I. 83, y la regulación relativa, la Orden Ministerial de 11 de junio de 1883, B.L.I. 91, se dictaron las disposiciones sobre el mantenimiento de la evidencia (conservación) del catastro del impuesto sobre la tierra, al tiempo que se establecieron las reglas para la concordancia del Catastro con el Registro de la Propiedad, un principio reafirmado con la Ordenanza Ministerial del 6 de enero de 1899, n. 31410 ex-1898.
Con la ley provincial del Tirol el 17 de marzo de 1897, B.L.P. 9, la plantación de libros de tierras se organizó en el principesco condado de Tirol, y con la Orden Ministerial del 10 de abril de 1898, B.L.P. 9, se emitieron las normas de aplicación. Y finalmente, con el R.D. 4 de noviembre de 1928, no. 2325, los libros de tierra se mantuvieron en vigor, mientras que con R.D. 28 de marzo de 1929, no. 499, se emitió un nuevo texto de la ley general sobre libros desembarcados.
El Registro de la Propiedad sigue vigente en los siguientes territorios: las provincias enteras de Trieste, Gorizia, Trento y Bolzano, dos municipios en el distrito de Salò en la provincia de Brescia; algunos municipios de los distritos angustiados de Cervignano del Friuli, Palmanosa y Pontebba, en la provincia de Udine, dos municipios del distrito destituido de Asiago, en la provincia de Vicenza; mientras que ya no está vigente en los municipios de Cortina dAmpezzo, Colle S.Lucia y Livinallongo del Col di Lana, en la provincia de Belluno, donde el N.C.T.
Es necesario especificar que este catastro, a veces llamado indebidamente catastro probatorio, no es en sí mismo probatorio, como comúnmente se cree. En cambio, simplemente está conectado con el Instituto del Registro de la Propiedad (Tabla), que tiene pleno efecto legal.
Como se sabe, el catastro vigente en Italia no es probatorio. Tanto en las inscripciones de los derechos reales (encabezados) como en la representación topográfica de los activos registrados (mapa), de hecho, solo tiene una eficacia presunta y circunstancial, ya que se forma principalmente sobre la base de la determinación de la posesión real, que también puede no corresponder al estado de Derecha. Es cierto que, durante la conservación de la NCT, los cambios en el título se llevan a cabo sobre la base de escrituras públicas, judiciales o privadas (para pasajes entre personas vivas) o sucesiones, para transferencias debido a la muerte, pero también hay casos en el que los cambios se realizan sobre la base de la posesión de hechos, con una anotación de reserva y sin perjuicio de cualquier razón o derecho, lo que conduce a una falta de correspondencia entre los resultados catastrales y la situación legal real. También debe tenerse en cuenta que la falta de correspondencia del registro de la propiedad con la situación legal es inevitable en el momento inmediatamente posterior al cambio en la situación legal, dado que la compra de los derechos tiene lugar en el momento de la firma de las escrituras de traducción, independientemente de su transcripción en los registros de la propiedad. y su posterior registro en los documentos catastrales. Y finalmente, sabemos cómo lart. 950 del Código Civil (Nota 1) da valor al mapa catastral solo en ausencia de cualquier otro elemento de juicio.
Por el contrario, en los territorios donde está en vigor el Catastro de tierras ex austríaco, los derechos reales se constituyen y transfieren solo mediante su inscripción en el registro de tierras mediante la operación denominada intavolazione, siguiendo el contenido de los contratos, para actos en vivo, y el decreto de reconocimiento de la calidad del heredero emitido por un juez de jurisdicción voluntaria, para pasajes por fallecimiento. Por lo tanto, las normas sobre la transcripción de escrituras, con respecto a los impuestos hipotecarios, según lo dispuesto por el art. 6 del RD 20 de junio de 1929, n. 1032.
El antiguo Registro de la Propiedad de Austria registra las inscripciones del Registro de la Propiedad en sus documentos y proporciona las verificaciones necesarias para la representación topográfica de la tierra y los edificios rurales y urbanos, sin afectar independientemente los derechos reales registrados y su consistencia, si no internamente. de un solo cuerpo de tabla (es decir, dentro de la misma propiedad) y de conformidad con cualquier agravación; También realiza controles relacionados con los cambios en el destino y los ingresos de la tierra.
La representación topográfica de los terrenos y edificios (mapa) sirve de base para que el Registro de la Propiedad identifique el objeto de los derechos registrados en él, sin que por esta razón los mapas tengan valor legal, ya que la disposición del art. 950 del Código Civil.
Por lo tanto, el antiguo Registro de tierras austríaco se puede definir como un inventario de bienes inmuebles con un sistema de partículas geométricas, con una estimación de calidad, clases y tarifas, que registra definitivamente los cambios en la propiedad o los derechos de superficie informados en el registro de tierras y el cambios en el estado e ingresos de la tierra comprobados con una inspección, aunque dentro de los límites mencionados anteriormente.

El libro o la mesa de la tierra

Orígenes, desarrollo y ordenación del sistema de mesas.
En general, se cree que el sistema de registro de tierras está en vigor solo en los países que constituyeron la cesada monarquía austrohúngara; pero, en cambio, las leyes de tierras derivadas de los principios del derecho germánico están presentes, aunque en diferentes formas, no solo en Alemania y Suiza, sino también en Polonia, Finlandia, Rusia, Suecia y, en los países latinos, en España y Portugal. Además, se introdujeron sistemas de tablas en las antiguas colonias italianas de Eritrea, Libia y Rodas. Y más recientemente en Australia y Túnez.
En los territorios ocupados por poblaciones de origen germánico, la necesidad de determinar los cambios en la propiedad inmobiliaria con medios irrefutables había dado lugar, incluso en tiempos relativamente remotos, a instituciones públicas destinadas a atribuir un carácter de verdad a las manifestaciones de las partes.
Pero el origen histórico directo del Registro de la Propiedad puede ser ascendido al sistema de tabulae terrae o Landtafeln (del cual el sistema de tablas tomó su nombre), establecido en Bohemia y que consiste en registros de negocios públicos concluidos en asuntos inmobiliarios. Los actos de compra, modificación, transferencia y extinción de derechos reales tuvieron que ser ingresados ​​en estos registros, con el efecto de hacer pública la fe frente a cualquiera, ya que el registro se realizó solo después de que se comprobó la disponibilidad del fondo y su validez. sustancialmente, de la orden de compra.
La inscripción en estos libros públicos, inicialmente considerados solo como evidencia, a medida que pasaba el tiempo, se convirtió en un requisito esencial para la compra o transferencia de la ley real. Este sistema se extendió gradualmente a otros territorios de la monarquía austríaca.
La disciplina del sistema de registro de tierras se codificó más tarde con la ley general sobre el registro de tierras del 25 de julio de 1871, B.L.I. 95, y con una regulación relativa (O.M. 12 de enero de 1872, B.L.I. 95), mientras que en lo que respecta al Tirol (que comprende la actual Región de Trentino-Alto Adige), el sistema de tablas siguió sobre la base de la Ley 17 de marzo de 1897, B.L.P. 9, y las reglas de implementación relacionadas.
La legislación a que se refiere la Ley de 25 de julio de 1871, B.L.I. 95, que permaneció en vigor hasta el 1 de julio de 1929, cesó como se sabe con el advenimiento del R.D. 499, y el Nuevo Texto anexo de la Ley General de libros sobre tierra (que incorporaba el espíritu y la doctrina subyacentes a las disposiciones de la ley austriaca mencionada anteriormente, proporcionando una formulación autónoma de la misma).
Para concluir, las Leyes del 4 de diciembre de 1956, n. 1376 y 29 de octubre de 1974, n. 594, y nuevamente por la Ley de 8 de agosto de 1977, n. 574, para coordinación con la Ley 19 de mayo de 1975, n. 151, sobre la nueva ley de familia.
Desde el momento de la anexión a Italia, las oficinas especiales de tierras, dependientes del Ministerio de Gracia y Justicia y dirigidas por un magistrado, ubicado a la cabeza de los magistrados de distrito, proporcionaron la posesión del registro de tierras o tierras en las antiguas provincias austriacas.
Sin embargo, a lo largo del tiempo, las funciones relacionadas con la plantación y el mantenimiento de los libros desembarcados en los territorios en cuestión se confiaron a las respectivas Regiones a las que pertenecen. En la región de Trentino-Alto Adige, la Oficina del Registro de la Propiedad, con sede en Trento, depende directamente del Gobierno Regional, y es administrada por el Gerente de la División del Registro de la Propiedad y el Registro de la Propiedad, que es responsable de la administración administrativa de todas las Oficinas. registro de tierras y registros catastrales de la Región. Cada oficina de registro de la propiedad, establecida en los tribunales, es responsable de mantener y mantener los registros y documentos que conforman el Registro de la Propiedad, de conformidad con las decisiones (decretos del registro de la propiedad) de la Autoridad Judicial. Dado que la Oficina del Registro de la Propiedad es un órgano administrativo distinto del judicial, las funciones judiciales en las transacciones de tierras permanecen sin cambios, establecidas por el art. 75 de la Ley General de libros aterrizados.
Contenido legal del sistema de mesas.
El llamado sistema de publicidad de mesa austriaco, mantenido en vigor como ya se mencionó en las nuevas provincias con el R.D. 2325, claramente difiere del sistema de publicidad latino. Se establece en el criterio real (que se refiere a los activos) y, por lo tanto, no sigue el criterio personal (que se refiere a las personas) de la transcripción regida por nuestro Código Civil de 1942. Es decir, se indican directamente los activos inmobiliarios, con la descripción de todos los derechos. por encima de ellos debido a personas individuales.
Este sistema constituye un estado civil real de bienes inmuebles, ya que en los registros de tierras relevantes se muestran todos los eventos de circulación de bienes inmuebles: esto es, por lo tanto, y no el ex Registro de Tierras austríaco, lo que se puede definir como el sistema de registro de tierras probatorio.
El sistema de tablas se basa en tres principios, de validez indiscutible, tales como hacerlo extremadamente seguro e incuestionable: los principios de registro, legalidad y fe pública.
Para el primero (principio de registro), los derechos de propiedad y otros derechos reales sobre bienes inmuebles no se adquieren mediante escritura entre personas vivas, excepto mediante la inscripción en el registro de la propiedad. Asimismo, la modificación o extinción, por escritura entre personas vivas, de estos derechos sin el relativo registro o cancelación (artículo 2 del Real Decreto 499/1929 que se refiere en particular a los párrafos 321 y 441 del Código Civil de Austria) no tiene ningún efecto. Esto significa que la transferencia, basada en un título legalmente válido, es un elemento constitutivo de la ley de traducción y, por lo tanto, un requisito previo de efectividad, también entre las partes, de la transferencia o de la constitución de la ley real. Por lo tanto, las disposiciones del art. 1376 del Código Civil (Nota 2), para lo cual el consentimiento legítimamente expresado de las partes tiene efecto real. Según el sistema tabular, es decir, actuar constituye el título para la compra del derecho real, y el registro es la forma de compra; por lo tanto, sin registro, el consentimiento en la estipulación del contrato expresado por las partes es solo obligatorio. La inscripción tiene un efecto probatorio, es decir, probar el derecho relacionado, siendo una condición esencial para la compra del derecho.
Para el segundo principio (principio de legalidad) no se puede registrar si no se ordena por decreto del juez de la corte, después de verificar por el mismo, el título sobre la base de la cual se solicita el registro.
Para el tercer principio (principio de fe pública), el registro es válido a favor de terceros (con un interés legítimo y actual) que confían en él. Lo que no está registrado en el registro de la propiedad es, por lo tanto, ineficaz contra terceros de buena fe (función negativa) y lo que, por el contrario, está registrado, está protegido contra cualquier persona a favor de terceros de buena fe (función positiva). En última instancia, la publicidad de mesa no solo constituye un sistema de evidencia de los derechos inmobiliarios, sino sobre todo un sistema de seguridad para terceros compradores de estos derechos según la fe del registro de la propiedad.
Finalmente, en lo que respecta a la inscripción en el registro de la propiedad de los derechos inmobiliarios adquiridos por herencia o legado, es necesario presentar el certificado de herencia o legado, emitido por la autoridad judicial competente, al juez de la propiedad.
Para concluir la discusión sobre los contenidos legales del sistema de publicidad del Registro de la Propiedad, aún debe tenerse en cuenta que, mientras que por un lado la propiedad legítima de los bienes inmuebles se compra solo con el consentimiento, por otro lado, la ley no niega la existencia de una propiedad natural en contraste propiedad de la tierra, es decir, de una posesión material de la propiedad fuera del registro, y de hecho, esta posesión de facto prolongada (por el período y bajo las condiciones de la ley) permite el cumplimiento del éxito, que por lo tanto se convierte en otra forma de comprar la propiedad. Sin embargo, a los fines de la publicidad probatoria y la seguridad jurídica de las posiciones inmobiliarias, la compra por parte de usucapione debe realizarse, luego de una sentencia final que valida el derecho y sirve como título para el registro en sí.
Registro de la propiedad: registros, escrituras y documentos
El nombre del Registro de la Propiedad generalmente define ese complejo de registros, escrituras y documentos, que recopila e informa todas las propiedades de un municipio catastral específico, con su posición legal y con los cambios de hecho y de derecho que han ocurrido en el hora.
De conformidad con el art. 1 de la Ley de Tierras, el Registro de la Propiedad está compuesto por el libro maestro y una colección de documentos que, aunque es una parte integral de la misma, tiene una función puramente complementaria del libro mismo. También están el registro real, el registro de propietarios (ahora reemplazado por un registro), el registro de acreedores y el registro de la propiedad.
El libro maestro está compuesto por una serie de volúmenes que recogen los juegos de mesa y se divide en dos secciones, marcadas con números romanos. El primero incluye los artículos que se refieren a unidades agrícolas llamadas granjas cerradas (pero existe solo dentro de la provincia de Bolzano), mientras que el segundo se refiere a todas las demás propiedades.
De hecho, debe tenerse en cuenta que el estado legal de la granja cerrada, derogada durante la unificación legislativa, fue restaurada para el territorio de dicha provincia de Bolzano con la Ley Provincial de 29 de marzo de 1954, no. 1, y T.U. aprobado con D.P.G.P 7 de febrero de 1962, n. 8, y se rige por un sistema basado en la obligación de la indivisibilidad absoluta de la unidad de la empresa y en el supuesto de un solo heredero de la gestión de la propia granja, sin que exista, por lo tanto, la libre disponibilidad económica y legal.
El lote de tierra incluye un cierto número de hojas, destinadas a recibir las entradas que se refieren a un complejo específico (cuerpo de tierra) de bienes inmuebles que pertenecen a la misma persona o a varias personas, para acciones indivisas.
Cada juego de mesa se divide a su vez en tres partes (llamadas hojas) marcadas con las letras A, B y C.
La hoja A (hoja de consistencia) se divide en dos secciones, con las letras A / 1 y A / 2. La hoja A / 1 contiene los elementos utilizados para identificar las propiedades, en particular el registro del lote de tierra (número de lote, municipio catastral, etc.) y la indicación de las propiedades individuales que componen el cuerpo de tierra (número de parcelas, tanto de construcción como de construcción). tierra, con el destino respectivo o la calidad del cultivo). La hoja A / 2 muestra la justificación de las inscripciones y variaciones realizadas en la primera sección, y destaca los derechos reales activos asociados con las partículas individuales del cuerpo.
La Hoja B (hoja de propiedades) registra los derechos de propiedad en el registro de la propiedad, así como cualquier limitación en el ejercicio de estos derechos (prohibiciones, bancarrota, etc.).
La hoja C (hoja de agravaciones) muestra la inscripción de los derechos reales que pesan sobre el cuerpo (servidumbres pasivas, derechos de usufructo, cargos reales, hipotecas, etc.).
Y para subrayar que en el sistema de registro de tierras no existe esa división de publicidad que se encuentra en el sistema de transcripción, donde el registro de registros de hipotecas es distinto del registro de transcripciones.
La colección de documentos incluye la colección (en copia auténtica) de todos los documentos de los que se derivan las inscripciones en el libro maestro. Se insertan en orden cronológico, por medio del número y la fecha del libro de registro correspondiente a cada entrada individual.
El registro real informa, en orden numérico, las parcelas de edificios y terrenos, con la indicación de la superficie y el cultivo respectivos, y del lote de mesa en el que están incluidos.
El archivo de los propietarios enumera, en orden alfabético, los nombres de los propietarios, con la indicación de los lotes de tabla respectivos.
Todavía existe el registro, ahora el registro de acreedores (provisto para los titulares de los derechos hipotecarios, hoy utilizado principalmente para indicar los derechos reales de disfrute) y, de gran importancia, el registro de la propiedad, en el que se señalan, en estricto orden cronológico. de presentación, las solicitudes de placas de registro, determinando así el grado de registro posterior en el libro maestro.
También se deposita una copia de los mapas catastrales en el Registro de la Propiedad, que no tienen valor probatorio, pero se utilizan para permitir la identificación y lubricación de cada propiedad individual.

El funcionamiento del sistema de registro de tierras en la región de Trentino Alto Adige

El ex Catastro de Tierras austríaco está llamado a realizar tareas técnico-fiscales, con respecto al levantamiento geométrico y estético y la identificación de partículas de los bienes inmuebles, mientras que el Registro de Tierras a su vez persigue propósitos exclusivamente civiles, con respecto al establecimiento, modificación y extinción de diversos derechos reales a los que están sujetas las entidades catastrales.
En cuanto al Catastro, todos los cambios en las personas de los propietarios de una propiedad, ya sea por escritura entre personas vivas o por sucesión o por acto judicial, se registran en las operaciones catastrales solo después de un decreto de registro de tierras, emitido de conformidad con el art. 95 y 102 de la Ley General de L.F. y notificado al Registro de la Propiedad de conformidad con el art. 123 de la misma ley.
En caso de transferencia de tierra no completa o partículas de construcción, sino solo una parte de su superficie, procedemos, en analogía con el N.C.T. - la compilación del tipo de división necesaria, que se presentará a la oficina del Registro de la Propiedad para la declaración previa de conformidad con las disposiciones actuales y, por lo tanto, se adjuntará a la traducción, para formar parte integral de la misma. También debe tenerse en cuenta que en el sistema de registro de tierras catastrales, la leche que da lugar a la transferencia no se puede formar sobre la base de un tipo de división sin la visa catastral relacionada.
Una vez que se recibe el decreto del registro de la propiedad, el Registro de la Propiedad lleva a cabo la transferencia relativa, que simplemente tiene la función de actualizar las escrituras catastrales, para modificar o mover la incidencia del impuesto a la propiedad respectivo de un sujeto a otro.
La solicitud de transferencia, relacionada con los bienes inmuebles ubicados en el territorio regional, no debe ser presentada por el Registro de la Propiedad por aquellos que están obligados a registrar la escritura de traducción o presentar el informe de sucesión, mientras que la solicitud correspondiente de devolución de impuestos se presenta en la oficina de Tavolare. En el caso de transferencia por escritura entre personas vivas, la solicitud de tierras es producida por el notario notarial, con prueba del registro a efectos fiscales, mientras que en el caso de sucesión, los herederos producen la misma después de la sentencia hereditaria (que finaliza con la liberación del certificado relativo), junto con la declaración de sucesión, que se completará en un formulario especial proporcionado por las Oficinas de Registro.
El Conservador del registro de la propiedad, después del examen y las propuestas relativas, transmite dicha solicitud de registro al Juez de la Tierra, para la decisión sobre lo que contiene y para la consiguiente emisión del decreto del registro de la propiedad.
Hasta ahora hemos considerado los procedimientos de registro catastral de tierras relacionados con variaciones catastrales que dependen exclusivamente de las transferencias de derechos sobre las propiedades, con o sin tipos de división, contemplados en las solicitudes de registro (a continuación, es decir, a tiendas legales entre las partes o sucesiones, o ordenado por una sentencia o por otra disposición que se haya convertido en definitiva en vigor por la autoridad judicial).
Sin embargo, otras mutaciones catastrales, independientes de las anteriores, también deben registrarse en los documentos catastrales y catastrales. Estos son, en particular, los cambios en el estado y las estimaciones de la tierra, que se determinan y llevan a cabo por el Registro de la Propiedad, tanto por iniciativa propia como a petición de las partes interesadas.
En este sentido y hasta 1969, las oficinas del Registro de la Propiedad llevaron a cabo revisiones (ilustraciones) de cinco años del estado de la tierra, para determinar la configuración y las variaciones superficiales de las partículas (para la construcción de obras públicas, nuevos edificios, etc.) y variaciones relacionadas con la calidad de los cultivos y sus clases de mérito.
Después del advenimiento de la Ley 1 de octubre de 1969, n. 679, que el art. 8, los propietarios están obligados a informar los cambios en el estado de la tierra al Registro de la Propiedad como resultado de la construcción, así como a las nuevas disposiciones legislativas provinciales sobre expropiación por razones de utilidad pública, las oficinas del Registro de la Propiedad ya no han provisto los detalles habituales , operando en el campo solo revisiones de cultivos, encuestas de edificios rurales, pruebas de los tipos de fraccionamiento y aún controles de errores materiales y controles extraordinarios de fronteras, y por lo tanto, dejando a la iniciativa de los propietarios la introducción en los mapas catastrales de nuevos edificios urbanos y organismos públicos la actualización del mapa con respecto a los trabajos que han creado, preparando tipos regulares de fraccionamiento para este propósito y causando la emisión de los decretos relativos al registro de la propiedad.
Todos los cambios antes mencionados comprobados por la oficina son llevados a cabo por el Registro de la Propiedad a través de un documento básico llamado hoja de notificación, que se puede comparar con el estado de los cambios del N.C.T. Esta hoja de notificación sirve tanto para la transferencia catastral como para la transmisión posterior a la Oficina del Libro de Tierras de los cambios en cuestión, si por supuesto son de interés para el registro de la propiedad. En este último caso, el decreto de registro de la propiedad siempre se emite y se notifica al Registro de la Propiedad. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que todas las variaciones de la configuración y la superficie de las partículas, resaltadas por una hoja de notificación del Registro de la Propiedad, en cualquier caso siempre deben limitarse al cuerpo de una tabla (es decir, dentro de la misma propiedad), ciertamente no pueden afectar los derechos reales y sobre las cargas ingresadas, en ausencia de un título adecuado.
En cuanto a las cualidades de cultivo presentes en el antiguo Registro de Tierras austríaco, debe observarse que las cualidades arbóreas no se adoptan, como en el N.C.T., pero la capa superficial del suelo se tiene en cuenta con las variaciones apropiadas de la clase de mérito. Las cualidades de cultivo vigentes (1988) son 8 (tierra cultivable, césped, huerto, viñedo, pasto, alpe, bosque y pantano o estanque), más las tierras equivalentes.
Registro de tierras y acuerdo de registro de tierras
A partir de las consideraciones expuestas hasta ahora sobre las relaciones y obligaciones recíprocas entre los dos Institutos del Registro de la Propiedad y el Registro de la Propiedad, está claro que las inscripciones que se muestran en las escrituras respectivas deben ser completamente consistentes. Este principio se expresa claramente en la Ley Fundamental del Registro de la Propiedad de 23 de mayo de 1883, B.L.I. 83 (en los párrafos 11 y 40) y el reglamento relacionado, O.M.G. 11 de junio de 1883, B.L.I. 91, y asumido por la O.M.G. 6 de enero de 1899, no. 31410 ex 1898, con respecto al tratamiento del registro de la propiedad.
En particular, el par. 11 de la B.L.I. 83/1883 dice:
El Registro de la Propiedad, por un lado, y el Registro de la Propiedad realizado sobre la base del trabajo del Registro de la Propiedad, por otro lado, deben estar siempre en perfecto acuerdo. Para este propósito, todos los cambios con respecto a la determinación de propiedades y su representación en el mapa siempre deben hacerse tanto en el Registro de la Propiedad como en el Registro de la Propiedad.
Relaciones entre oficinas catastrales y catastrales y ciudadanos
En cuanto al Registro de la Propiedad, es fácil decirlo, ya que, excepto en la estructura técnica y los procedimientos de conservación, debido al diferente enfoque legal, de hecho no hay diferencias sustanciales en el uso en comparación con el N.C.T.
La Oficina de Registro de Tierras proporciona información al propietario, la numeración, el área catastral, los datos estimados de las parcelas de terrenos y edificios apilados, así como la configuración de su mapa, cualquier cambio que haya ocurrido y las medidas relativas, a cualquiera que lo solicite. por lo tanto, otros derechos reales y agravados, que solo aparecen en el Registro de la Propiedad.
Le chiavi di accesso a queste informazioni sono quelle consuete, e cioè il nome del proprietario o il numero di particella, con ovvio riferimento al rispettivo comune catastale. Se il numero della particella non si conosce, si può ricercarlo con lausilio della mappa. Lo stesso discorso vale per lutenza relativa al servizio del Catasto Edilizio Urbano, che viene conservato in conformità alle disposizioni vigenti in campo nazionale.
Più interessanti sono invece le considerazioni che andremo a fare, per quanto attiene alla fruizione delle informazioni tavolari.
Per accedervi, da parte di chiunque, è sufficiente conoscere anche in questo caso il nome del proprietario o il numero di particella con cui è contraddistinto il bene immobiliare che interessa (sempre riscontrabile daltronde ispezionando al riguardo la relativa mappa catastale in dotazione presso lUfficio Tavolare).
Partendo dal numero di particella linteressato, consultando il registro reale del rispettivo comune catastale, trova indicato nello stesso lestensione, il tipo di coltura, ecc. ed anche - ciò che più conta - il numero della partita tavolare nella quale la particella in oggetto è riportata.
Partendo invece dallo schedario dei proprietari, è ancora più facile risalire direttamente allindicazione della partita o delle partite tavolari in cui appare iscritta, quale proprietaria o comproprietaria, la Ditta che interessa.
Si noti ancora che questo schedario è organizzato a livello mandamentale (cioè uno schedario per ogni Ufficio tavolare), e quindi fornisce per ogni Ditta lindicazione simultanea di tutte le partite tavolari di cui è intestataria nel territorio dellufficio stesso, con ovvio riferimento al relativo comune catastale di appartenenza. Ciò consente notevoli ed evidenti vantaggi pratici nelle ricerche, se si pensa che i comuni catastali nella Regione Trentino-Alto Adige sono 689, mentre gli Uffici del libro fondiario sono soltanto 22.
Comunque vi si acceda, dallesame della rispettiva partita tavolare (libro maestro) si viene a conoscere se e quali diritti esistano a favore dei beni immobili che interessano, il nome del proprietario attuale e di quelli precedenti, ed ancora le eventuali limitazioni esistenti al libero esercizio del diritto di proprietà (quali servitù, ipoteche, fallimenti, sequestri, minore età, interdizione, ecc.: cioè in pratica tutti i particolari della situazione di fatto e di diritto relativa ai beni in oggetto.
Per concludere, si può affermare che la tenuta del libro fondiario a sistema reale consente di avere, senza alcuna perdita di tempo e senza incontrare alcuna difficoltà, la più completa e sicura visione delliter di fatto e giuridico seguito da un immobile, dal momento dellimpianto del libro fondiario e fino al momento presente.
Certificazioni che vengono rilasciate dagli Uffici del Catasto e Tavolare
Per quanto riguarda le certificazioni del Catasto fondiario, ben poche sono le differenze rispetto al N.C.T. In effetti vengono rilasciati gli stessi certificati, copie, estratti, ecc., salvo il certificato storico di partita, che viene praticamente sostituito dallestratto tavolare.
Anche le certificazioni del N.C.E.U. sono le medesime che vengono rilasciate nel contesto nazionale.
Per quanto attiene alle certificazioni che rilascia lUfficio Tavolare esse consistono semplicemente nellestratto tavolare (che può essere generale o particolare, per esteso, cioè con le iscrizioni tavolari riportate letteralmente, o sommario, con le iscrizioni riportate in succinto) ovvero nella copia autentica di qualsiasi documento intavolato.

Nota 1 - Codice Civile art. 950
Azione di regolamento dei confini. Quando il confine tra due fondi è incerto, ciascuno dei proprietari può chiedere che sia stabilito giudizialmente.
Ogni mezzo di prova è ammesso. In mancanza di altri elementi, il giudice si attiene al confine delineato dalle mappe catastali.

Nota 2 - Codice Civile art. 1376
Contratto con effetti reali. Nei contratti che hanno per oggetto il trasferimento della proprietà di una cosa determinata, la costituzione o il trasferimento di un diritto reale ovvero il trasferimento di un altro diritto, la proprietà o il diritto si trasmettono o si acquistano per effetto del consenso delle parti legittimamente manifestato.

da Il sistema Catasto-Tavolare nella Regione Trentino-Alto Adige Regione Autonoma Trentino-Alto Adige - Trento, marzo 1988


Vídeo: Autumn in northern Italy. Trentino Alto Adige. Amazing drone footage 4K (Junio 2021).