Información

Ley 6 de diciembre de 1991, n. 394

Ley 6 de diciembre de 1991, n. 394


TÍTULO I - Principios generales

Art. 1 - Objeto y alcance de la ley
Art. 2 - Clasificación de áreas naturales protegidas.
Art. 3 - Comité de Áreas Naturales Protegidas y Consulta Técnica para Áreas Naturales Protegidas
Art. 4 - Programa de tres años para áreas naturales protegidas.
Art. 5 - Implementación del programa; poderes de reemplazo
Art. 6 - Medidas de salvaguardia
Art. 7 - Medidas de incentivo


TÍTULO II - Áreas naturales protegidas nacionales

Art. 8 - Establecimiento de áreas naturales protegidas nacionales.
Art. 9 - Autoridad del parque
Art.10 - Comunidad del parque
Art.11 - Regulaciones del parque
Art.12 - Plan para el parque
Art.13 - Liquidación
Art.14 - Iniciativas para la promoción económica y social.
Art.15 - Compras, expropiaciones e indemnizaciones
Art.16 - Entradas de la Autoridad del Parque y exenciones fiscales
Art.17 - Reservas naturales estatales
Art.18 - Establecimiento de áreas marinas protegidas
Art.19 - Gestión de áreas marinas protegidas
Art.20 - Reglas de referencia
Art.21 - Supervisión y vigilancia


TÍTULO III - Áreas naturales protegidas regionales

Art. 22 - Normas marco
Art. 23 - Parques naturales regionales
Art. 24 - Organización administrativa del parque natural regional.
Art. 25 - Herramientas de implementación
Art. 26 - Coordinación de las intervenciones.
Art. 27 - Supervisión y vigilancia
Art. 28 - Leyes regionales


TÍTULO IV - Disposiciones finales y transitorias

Art. 29 - Competencias del órgano de gestión del área protegida.
Art. 30 - Sanciones
Art. 31 - Activos de propiedad estatal destinados a reservas naturales.
Art. 32 - Zonas contiguas
Art. 33 - Informe al Parlamento
Art. 34 - Establecimiento de parques y áreas de recuperación.
Art. 35 - Reglas transitorias
Art. 36 - Zonas de recuperación marina
Art. 37 - Deducciones fiscales para personas jurídicas y régimen de bienes de gran interés paisajístico e natural
Art. 38 - Cobertura financiera


TÍTULO I - Principios generales

Art. 1 - Objeto y alcance de la ley

1. Esta ley, en aplicación de los artículos 9 y 32 de la Constitución y en cumplimiento de los acuerdos internacionales, dicta los principios fundamentales para el establecimiento y la gestión de áreas naturales protegidas, con el fin de garantizar y promover, de forma coordinada, la conservación y la mejora del patrimonio natural del país.
2. A los efectos de esta ley, las formaciones naturales, geológicas, geomorfológicas y biológicas, o grupos de ellas, que tienen un valor naturalista y ambiental significativo, constituyen el patrimonio natural.
3. Los territorios en los que están presentes los valores mencionados en el párrafo 2, especialmente si son vulnerables, están sujetos a un régimen especial de protección y gestión, con el fin de perseguir, en particular, los siguientes propósitos:
a) conservación de especies animales o vegetales, asociaciones de plantas o bosques, singularidades geológicas, formaciones paleontológicas, comunidades biológicas, biotopos, valores escénicos y panorámicos, procesos naturales, equilibrios hidráulicos e hidrogeológicos, equilibrios ecológicos ;
b) la aplicación de métodos de gestión o restauración ambiental adecuados para lograr una integración entre el hombre y el medio ambiente natural, también salvaguardando los valores antropológicos, arqueológicos, históricos y arquitectónicos y las actividades agroforestales, pastorales y tradicionales;
c) promoción de actividades de educación, capacitación e investigación científica, incluidas actividades recreativas interdisciplinarias y compatibles;
d) defensa y reconstitución de equilibrios hidráulicos e hidrogeológicos.
4. Los territorios sujetos al régimen de protección y gestión a que se refiere el párrafo 3 constituyen las áreas naturales protegidas. En estas áreas, se puede promover la mejora y prueba de actividades de producción compatibles.
5. En la protección y gestión de las áreas naturales protegidas, las autoridades estatales, regionales y locales implementan formas de cooperación y entendimiento de conformidad con el artículo 81 del decreto del Presidente de la República del 24 de julio de 1977, n. 616 y el artículo 27 de la ley del 8 de junio. 1990, n. 142.

Art. 2 - Clasificación de áreas naturales protegidas.

1. Los parques nacionales están formados por áreas terrestres, fluviales, lacustres o marinas que contienen uno o más ecosistemas intactos o incluso parcialmente alterados por intervenciones antrópicas, una o más formaciones geológicas, geomorfológicas, biológicas de importancia internacional o nacional para valores naturales y científicos. , actividades estéticas, culturales, educativas y recreativas que requieren la intervención del Estado con el propósito de su conservación para las generaciones presentes y futuras.
2. Los parques naturales regionales están compuestos por áreas terrestres, lacustres y lacustres y posiblemente extensiones de mar frente a la costa, de valor naturalista y ambiental, que constituyen, dentro de una o más regiones vecinas, un sistema homogéneo identificado por las estructuras naturales de los lugares, por el paisaje y valores artísticos y tradiciones culturales de las poblaciones locales.
3. Las reservas naturales están formadas por áreas terrestres, fluviales, lacustres o marinas que contienen una o más especies de flora y fauna relevantes para la naturaleza, o presentan uno o más ecosistemas importantes para la diversidad biológica o para la conservación de los recursos genéticos. Las reservas naturales pueden ser estatales o regionales en función de la relevancia de los intereses representados en ellas.
4. Con referencia al medio marino, las áreas protegidas se definen como se define de conformidad con el protocolo de Ginebra relativo a las áreas particularmente protegidas del Mediterráneo mencionadas en la ley del 5 de marzo de 1985, n. 127, y las definidas de conformidad con la ley del 31 de diciembre de 1982, n. 979.
5. El Comité de áreas naturales protegidas a que se refiere el artículo 3 podrá hacer nuevas clasificaciones a los efectos de esta ley y para hacer efectivos los tipos de protección previstos por las convenciones internacionales y, en particular, por la convención de Ramsar a que se refiere el decreto del Presidente de la República 13 de marzo de 1976, n. 488.
6. La clasificación de áreas naturales protegidas de importancia internacional y nacional, si caen dentro del territorio de las regiones con estatuto especial y las provincias autónomas de Trento y Bolzano, se lleva a cabo de acuerdo con las regiones y las propias provincias de acuerdo con los procedimientos previstos por las normas de implementación de la respectivos estatutos autónomos y, para la región del Valle de Aosta, de acuerdo con los procedimientos a que se refiere el artículo 3 de la ley de 5 de agosto de 1981, n. 453.
7. La clasificación y el establecimiento de parques nacionales y reservas naturales estatales se llevan a cabo, si se encuentran dentro del territorio de las regiones con estatuto especial y las provincias autónomas de Trento y Bolzano, de acuerdo con ellos.
8. La clasificación y el establecimiento de parques y reservas naturales de interés regional y local son llevados a cabo por las regiones.
9. Cada área natural protegida tiene derecho al uso exclusivo de su denominación.


Art. 3 - Comité de Áreas Naturales Protegidas y Consulta Técnica para Áreas Naturales Protegidas

1. Se crea el Comité de Áreas Naturales Protegidas, en lo sucesivo denominado el Comité, compuesto por los ministros de medio ambiente, que lo presiden, agricultura y bosques, la marina mercante, patrimonio cultural y ambiental, obras públicas e investigación universitaria y científica y tecnología, o por subsecretarios delegados, y por seis presidentes de una región o provincia autónoma, o consejeros delegados, nombrados por tres años, por la Conferencia Permanente para las relaciones entre el Estado, las regiones y las provincias autónomas de Trento y Bolzano. A las reuniones del Comité asisten, con un voto consultivo, los presidentes o asesores delegados de las regiones en las que cae el área protegida, donde no están representados. El Ministro del Medio Ambiente prevé el establecimiento del Comité con su propio decreto.
2. El Comité identifica, sobre la base de la Carta de la Naturaleza mencionada en el párrafo 3, las líneas fundamentales de la estructura territorial con referencia a los valores naturales y ambientales, que se adoptan por decreto del Presidente del Consejo de Ministros, a propuesta del Ministro del Medio Ambiente, sujeto a Resolución del comité.
3. La Carta de la Naturaleza es preparada por los servicios técnicos nacionales a los que se refiere la Ley n. 188 de 18 de mayo de 1989, en aplicación de las directrices del Comité. Al integrar, coordinar y utilizar los datos disponibles relacionados con el complejo de los propósitos mencionados en el artículo 1, párrafo 1, de esta ley, incluidos los de la tarjeta de montaña a que se refiere el artículo 14 de la ley de 3 de diciembre de 1971, n. 1102, identifica el estado del medio ambiente natural en Italia, destacando los valores naturales y los perfiles de vulnerabilidad territorial. El Comité adopta la Carta de la Naturaleza a propuesta del Ministro de Medio Ambiente. La implementación de este párrafo está autorizada a gastar 5 mil millones de ITL en 1992, 5 mil millones de ITL en 1993 y 10 mil millones de ITL en 1994.
4. En particular, el Comité realiza las siguientes tareas:
a) integra la clasificación de áreas protegidas, previa consulta a la Consulta a que se refiere el párrafo 7;
b) adopta el programa para áreas naturales protegidas de importancia internacional y nacional a que se refiere el artículo 4, después de consultar a la Consultoría mencionada en el párrafo 7 de este artículo, así como las directivas relativas para la implementación y cualquier cambio que pueda ser necesario
c) aprueba la lista oficial de áreas naturales protegidas.
5. El Ministro de Medio Ambiente convoca al Comité al menos dos veces al año, implementa las resoluciones aprobadas e informa sobre su ejecución.
6. Si no se alcanza una mayoría sobre el tema que se está discutiendo en el Comité, el Ministro del Medio Ambiente remite el asunto al Consejo de Ministros, que decide sobre el asunto.
7. Se establece la Consulta Técnica para Áreas Naturales Protegidas, en adelante denominada Consult, compuesta por nueve expertos especialmente calificados para la actividad y los estudios realizados en el campo de la conservación de la naturaleza, designados, por un período de cinco años, por el Ministro del Medio Ambiente, tres de los cuales eligieron en una lista de nombres presentados por las asociaciones de protección ambiental presentes en el Consejo Nacional del Medio Ambiente, tres elegidos, cada uno, sobre la base de los nombres, respectivamente, presentados por la Accademia Nazionale dei Lincei, por la Sociedad Botánica Italiana, por la Unión Zoológica Italiana, uno designado por el Consejo investigación nacional y dos elegidos de una lista de nombres propuestos por los presidentes de los parques nacionales y regionales. Para la implementación de este párrafo se autoriza un gasto anual de hasta 600 millones de liras a partir de 1991.
8. La Consulta expresa opiniones sobre los perfiles técnico-científicos sobre el tema.
áreas naturales protegidas, por iniciativa propia oa solicitud del Comité o del Ministro de Medio Ambiente.
9. Las funciones de investigación y secretaría del Comité y de la Consulta se llevan a cabo, dentro del servicio de Conservación de la Naturaleza del Ministerio del Medio Ambiente, por una secretaría técnica compuesta por un contingente de personal establecido, dentro del límite general de cincuenta unidades, por decreto del Ministro del Medio Ambiente. en concierto con el Ministro de Hacienda y el Ministro de Asuntos Regionales. El contingente mencionado se compone de un comando específico de empleados de los Ministerios presentes en el Comité, de las regiones y de las provincias autónomas de Trento y Bolzano, así como del personal de los organismos públicos, incluidos los económicos, a quienes se les paga un subsidio establecido por decreto del Ministro de Medio Ambiente de Concierto con el Ministro de Hacienda. El contingente está compuesto por no más de veinte expertos altamente calificados, contratados con contratos de duración determinada que no duren más de dos años y renovables por el mismo período, elegidos de la manera establecida en los artículos 3 y 4 del decreto ley de 24 de julio de 1973, n. .428, convertido por ley el 4 de agosto de 1973, n. 497. Con su propio decreto, el Ministro de Medio Ambiente, después de escuchar a los Ministros que forman parte del Comité, gobierna la organización de la secretaría técnica. Para la implementación de este párrafo, se autoriza un gasto anual de hasta 3.400 millones de ITL a partir de 1991.

Art. 4 - Programa de tres años para áreas naturales protegidas.

1. El programa de tres años para áreas naturales protegidas, en lo sucesivo denominado programa, sobre la base de las líneas fundamentales mencionadas en el artículo 3, párrafo 2, de los datos de la Carta de la Naturaleza y de los recursos financieros previstos por la ley del Estado: a) especifica los territorios que forman sujeto del sistema de áreas naturales protegidas de interés internacional, nacional y regional como se identifica en las disposiciones vigentes de la ley, estatal y regional, operando la delimitación necesaria de las fronteras; b) indica el plazo para el establecimiento de nuevas áreas naturales protegidas o para la mejora y modificación de las existentes, identificando la delimitación general de las áreas mismas; c) define la asignación de recursos financieros para cada área y para cada ejercicio financiero, incluidas las subvenciones de capital para el ejercicio de actividades agrícolas compatibles, realizadas con sistemas innovadores o con la recuperación de sistemas tradicionales, funcionales para la protección del medio ambiente, para la recuperación y la restauración de áreas de valor naturalista degradado, para restauración e información ambiental; d) proporciona subvenciones de capital para actividades en áreas naturales protegidas establecidas por las regiones con sus propios recursos, así como para proyectos de las regiones relacionadas con el establecimiento de estas áreas e) determina los criterios y lineamientos con los que el Estado, las regiones y los organismos de gestión de las áreas protegidas en la implementación del programa en lo que a ellos concierne, incluidas las tareas relacionadas con la información y la educación ambiental de las poblaciones interesadas, en función de la necesidad de la unidad de las áreas a proteger;
2. El programa también se elaboró ​​sobre la base de las indicaciones a que se refiere el artículo 1 de la ley n. ° 979, de 31 de diciembre de 1982.
3. El programa también establece criterios generales para la creación o iluminación de otras áreas naturales protegidas de interés local y áreas verdes urbanas y suburbanas, y prevé que el Estado pague las contribuciones para su establecimiento o su expansión en función de las disponibilidades existentes.
4. La implementación de las disposiciones del programa mencionado en el párrafo 3 se lleva a cabo mediante acuerdos, posiblemente promovidos por el Ministro de Medio Ambiente, entre las regiones y las autoridades locales, sobre la base de métodos y criterios específicos indicados en el programa trienal de acción pública para la protección del medio ambiente de de conformidad con la Ley N ° 305 de 28 de agosto de 1989. El cumplimiento de los criterios antes mencionados es una condición para otorgar préstamos de conformidad con esta ley.
5. Las propuestas relacionadas con el programa pueden ser presentadas al Comité por cada miembro del mismo Comité, por los otros Ministros, por regiones que no pertenecen al Comité y por las autoridades locales, incluidas las comunidades de montaña. Las propuestas para el establecimiento de nuevas áreas naturales protegidas o para la mejora de las áreas naturales protegidas existentes también pueden ser presentadas al Comité, a través del Ministro de Medio Ambiente, por las asociaciones de protección ambiental identificadas de conformidad con el artículo 13 de la ley de 8 de julio de 1986, n. 349, o de cinco mil ciudadanos registrados en las listas electorales.
6. En un plazo de 6 meses a partir de la fecha de entrada en vigor de esta ley, el Ministro de medio ambiente presenta la propuesta de programa al Comité, que decide dentro de los seis meses siguientes. El programa se publica en el Diario Oficial de la República Italiana. El programa dura tres años y se actualiza anualmente con el mismo procedimiento. Al implementar el primer programa de tres años, el programa mismo asigna no menos de la mitad de los recursos mencionados en el párrafo 9 a los parques y reservas regionales existentes, los que se establecerán y los que se ampliarán. Asigna los otros recursos disponibles para los fines compatibles con esta ley y, en particular, con los de los artículos 7, 12, 14 y 15, y se prepara sobre la base de los elementos cognitivos y técnico-científicos existentes en los servicios técnicos y administraciones nacionales. estatal y regional.
7. Si el Comité no aprueba el programa dentro del plazo previsto en el párrafo 6, se prevé un decreto del Presidente del Consejo de Ministros, previa deliberación del Consejo de Ministros, a propuesta del Ministro de Medio Ambiente.
8. En vista de la formulación del programa, el gasto del Ministerio del medio ambiente de 22.9 mil millones de liras para 1991 y 12 mil millones de liras para 1992 está autorizado para el inicio de actividades relacionadas con la preparación de la Carta de la Naturaleza, así como para actividades de información y educación ambiental. .
9. Para la implementación del programa y en particular para la preparación del plan para el parque mencionado en el artículo 12, para las iniciativas de promoción económica y social mencionadas en el artículo 14, para las compras, expropiaciones e indemnizaciones mencionadas en el artículo 15, así como para intervenciones con conexiones Las medidas provisionales de salvaguardia y las primeras intervenciones de reurbanización y las intervenciones urgentes para el mejoramiento y la usabilidad de las áreas están autorizadas a gastar 110 mil millones de liras para 1992, 110 mil millones de liras para 1993 y 92 mil millones de liras para 1994.

Art. 5 - Implementación del programa; poderes de reemplazo

1. El Ministro de Medio Ambiente supervisa la implementación del programa y propone cualquier cambio que se considere necesario para el Comité. En caso de demoras en la implementación del programa, como para poner en grave peligro sus objetivos, el Ministro de Medio Ambiente, después de consultar al Consejo, indica los cumplimientos y medidas necesarios y establece un plazo para su adopción, después de lo cual, después de recibir la opinión del Comité, remite la pregunta al Consejo de Ministros, que también reemplaza el nombramiento de comisionados ad acta.
2. El Ministro de Medio Ambiente mantiene actualizada la lista oficial de áreas protegidas y emite las certificaciones correspondientes. Para este fin, las regiones y otras entidades públicas o privadas que implementan formas de protección naturalista de áreas deben informar al Ministro de Medio Ambiente de la manera indicada por el Comité.
3. La inscripción en la lista oficial de áreas protegidas es una condición para la asignación de contribuciones a cargo del Estado.


Art. 6 - Medidas de salvaguardia

1. En caso de necesidad y urgencia, el Ministro de Medio Ambiente y las regiones, de acuerdo con sus respectivas competencias, pueden identificar áreas a proteger de conformidad con esta ley y adoptar medidas de salvaguardia sobre ellas.Con respecto a las áreas marinas protegidas, estos poderes los ejerce el Ministro del Medio Ambiente en consulta con el Ministro de la Marina Mercante. En los casos previstos en este párrafo, la propuesta para el establecimiento del área protegida y las medidas de salvaguardia relacionadas deben ser examinadas por el Comité en la primera sesión después de la publicación de la disposición que identifica el área en sí. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 5 de la ley de 8 de julio de 1986, n. 349, relativo a la identificación de áreas de importancia naturalista nacional e internacional, así como en el artículo 7 de la ley de 3 de marzo de 1987, n. 59.
2. Desde la publicación del programa hasta el establecimiento de las áreas protegidas individuales, las medidas de salvaguardia mencionadas en el párrafo 3 funcionan, así como las otras medidas específicas posiblemente identificadas en el propio programa y se aplican las medidas de incentivo mencionadas en el artículo 7.
3. La construcción de nuevos edificios y la transformación de los existentes, por cualquier motivo, están prohibidos fuera de los centros urbanizados a que se refiere el artículo 18 de la Ley 865, de 22 de octubre de 1971, y por motivos graves de protección del medio ambiente, con disposición motivada, también en los centros urbanizados. cambio en el uso de la tierra con un destino que no sea la agricultura y cualquier otra cosa que pueda afectar la morfología del territorio, los equilibrios ecológicos, hidráulicos e hidrotermales y los propósitos institucionales del área protegida. En caso de necesidad y urgencia, el Ministro de medio ambiente, con una disposición motivada, después de consultar la Consulta, puede permitir excepciones a las medidas de salvaguardia en cuestión, prescribiendo los métodos para implementar obras y trabajos adecuados para salvaguardar la integridad de los lugares y el medio ambiente natural. Queda la posibilidad de llevar a cabo intervenciones de mantenimiento ordinarias y extraordinarias a que se refieren las letras a) yb) del primer párrafo del artículo 31 de la ley de 5 de agosto de 1978, n. 457, informando al Ministro del medio ambiente y la región en cuestión.
4. Desde el establecimiento del área protegida individual hasta la aprobación de la regulación relativa, operan las prohibiciones y procedimientos para cualquier excepción a que se refiere el artículo 11.
5. Para las áreas marinas protegidas, las medidas de salvaguardia se adoptan de conformidad con el artículo 7 de la ley no 59 de 3 de marzo de 1987.
6. El incumplimiento de las disposiciones de los párrafos 1, 2 y 3 implica la reducción de los lugares en estado prístino y la posible reconstitución de las especies de plantas y animales dañadas a expensas del moroso. El cliente, el propietario de la empresa y el gerente de obras en caso de construcción y transformación de obras son responsables conjuntamente de los costos. Tras comprobar el incumplimiento, el Ministro de medio ambiente o la autoridad de gestión ordena al infractor que reduzca la orden a prístina y, si no lo hace dentro del plazo asignado, que no puede ser inferior a treinta días, la ejecución de las órdenes en detrimento de los morosos de acuerdo con el procedimiento establecido en segundo, tercero y cuarto párrafos del artículo 27 de la ley n. 47 de 28 de febrero de 1985, o haciendo uso del Cuerpo Forestal del Estado o el núcleo operativo ecológico mencionado en el párrafo 4 del artículo 8 de la ley n. 349 de 8 de julio de 1986. La nota relativa a los gastos es aplicada por el Ministro del Medio Ambiente y se recoge de conformidad con el texto consolidado de las disposiciones de la ley relativas a la recaudación de los ingresos de la propiedad estatal, aprobado por el Real Decreto de 14 de abril de 1910, n. 639.


Art. 7 - Medidas de incentivo

1. A los municipios y provincias cuyo territorio está incluido, en su totalidad o en parte, dentro de los límites de un parque nacional, y a aquellos cuyo territorio está incluido, en su totalidad o en parte, dentro de los límites de un parque natural regional. , dada la prioridad en la concesión de financiación estatal y regional requerida para la realización, en el territorio incluido dentro de los límites del parque, de las siguientes intervenciones, plantas y obras previstas en el plan para el parque mencionado en los artículos 12 y 25, respectivamente:
a) restauración de centros históricos y edificios de particular valor histórico y cultural;
b) recuperación de asentamientos rurales;
c) obras higiénicas y potables y remediación de agua, aire y suelo;
d) trabajos de conservación y restauración ambiental en el área, incluidas actividades agrícolas y forestales;
e) actividades culturales en los campos de interés del parque;
f) casa de campo;
g) actividades deportivas compatibles;
h) estructuras para el uso de fuentes de energía con bajo impacto ambiental, como metano y otros gases combustibles, así como intervenciones destinadas a promover el uso de energías renovables.
2. El mismo orden de prioridad mencionado en el párrafo 1 se atribuye a las personas, personas o asociados, que tienen la intención de llevar a cabo iniciativas de producción o servicio compatibles con los propósitos institucionales del parque natural nacional o regional.

TÍTULO II - Áreas naturales protegidas nacionales

Art. 8 - Establecimiento de áreas naturales protegidas nacionales.

1. Los parques nacionales identificados y delimitados según las modalidades a que se refiere el artículo 4 se establecen y delimitan definitivamente por decreto del Presidente de la República, a propuesta del Ministro de Medio Ambiente, luego de conocer la región.
2. Las reservas naturales estatales, identificadas según las modalidades a que se refiere el artículo 4, se establecen por decreto del Ministro de Medio Ambiente, previa consulta a la región.
3. Si el parque o reserva afecta el territorio de una región con un estatuto especial o provincia autónoma, se llega a un acuerdo.
4. Si el parque o la reserva afecta el territorio de varias regiones, incluidas aquellas con estatutos especiales o provincias autónomas, se garantiza una configuración y gestión uniformes.
5. Con la disposición que establece el parque o la reserva natural, las medidas de salvaguardia introducidas de conformidad con el artículo 6 pueden integrarse, hasta la entrada en vigor de los reglamentos de cada área protegida.
6. A excepción de las disposiciones del artículo 34, párrafos 1 y 2, y del artículo 35, párrafos 1, 3, 4 y 5, el establecimiento de entidades del parque se proporciona sobre la base de una disposición legislativa específica.
7. Las áreas marinas protegidas se establecen de conformidad con lo dispuesto en el artículo 18.


Art. 9 - Autoridad del parque

1. La Autoridad del Parque cuenta con personalidades de derecho público, sede legal y administrativa en el área del parque y está sujeta a la vigilancia del Ministro de Medio Ambiente.
2. Los cuerpos de la organización son:
a) el presidente;
b) el Consejo de Gobierno;
c) la Junta Ejecutiva;
d) la Junta de Auditores;
e) la comunidad del parque.
3. El Presidente es nombrado por decreto del Ministro de Medio Ambiente, de acuerdo con los presidentes de las regiones o provincias autónomas de Trento y Bolzano, en cuyo territorio el parque nacional cae total o parcialmente. El Presidente tiene la representación legal de la Autoridad del Parque, coordina su actividad, realiza las funciones que le delega el Consejo de Gobierno, adopta las medidas urgentes e indiferentes que somete a la ratificación del Consejo de Gobierno en la siguiente sesión.
4. El Consejo de Gobierno está compuesto por el Presidente y doce miembros, nombrados por decreto del Ministro de Medio Ambiente, después de consultar a las regiones interesadas, elegidas entre personas especialmente calificadas para actividades en el campo de la conservación de la naturaleza o de los representantes de la Comunidad del Parque a que se refiere el artículo. 10, de las siguientes maneras:
a) cinco, previa designación de la Comunidad del Parque, con voto limitado;
b) dos, tras la designación de las asociaciones de protección del medio ambiente identificadas de conformidad con el artículo 13 de la ley del 8 de julio de 1986, n. 349, elegidas entre los expertos en materia naturalista-ambiental;
c) dos, tras la designación de la Academia Nacional de Lincei, de la Sociedad Botánica Italiana, de la Unión Zoológica Italiana, del Consejo Nacional de Investigación y de la Universidad de Estudios con sede en las provincias en cuyos territorios se encuentra el parque; en caso de designación de un número superior a dos, el Ministro del Medio Ambiente elige entre los temas indicados;
d) uno, previa designación del Ministro de Agricultura y Silvicultura;
e) dos, previa designación del Ministro de Medio Ambiente.
5. Las designaciones se realizan dentro de los cuarenta y cinco días a partir de la solicitud del Ministro de Medio Ambiente.
6. El Consejo de Gobierno elige un vicepresidente y, posiblemente, una junta ejecutiva compuesta por cinco miembros, incluido el presidente, de acuerdo con los métodos y funciones establecidos en el estatuto de la Autoridad del Parque.
7. El Consejo de Gobierno se instala legítimamente cuando se nombra a la mayoría de sus miembros.
8. El Consejo de Gobierno decide sobre todas las cuestiones generales y, en particular, sobre los presupuestos aprobados por el Ministro de Medio Ambiente en consulta con el Ministro de Hacienda, sobre los reglamentos y sobre el plan propuesto para el parque mencionado en el artículo 12, expresa una opinión vinculante sobre el plan El plurianual económico y social mencionado en el artículo 14, redacta el estatuto de la Autoridad del Parque, que se adopta por decreto del Ministro de Medio Ambiente, acordado con la región.
9. En cualquier caso, el estatuto de la Autoridad define la organización interna, los métodos de participación popular, las formas de publicidad de los documentos.
10. La Junta de Auditores lleva a cabo controles contables de los documentos de la Autoridad del Parque de acuerdo con las normas de contabilidad del Estado y sobre la base de los reglamentos contables de la Autoridad del Parque, aprobados por el Ministro de Hacienda en consulta con el Ministro del Medio Ambiente. La Junta de Auditores es nombrada por decreto del Ministro de Hacienda y está compuesta por tres miembros elegidos entre los funcionarios de la Oficina General de Contabilidad del Estado o entre aquellos inscritos en el rol de contadores oficiales. Están designados: dos por el Ministro de Hacienda, uno de los cuales está en
como presidente del colegio; uno de la región o, por supuesto, de las regiones interesadas.
11. El Director del parque es designado por el Ministro de medio ambiente después de la competencia pública para las calificaciones y exámenes del gerente superior del papel especial de Director del parque establecido en el Ministerio del medio ambiente por decreto del Presidente del Consejo de Ministros que se emitirá dentro de los tres meses a partir de la fecha de entrada en vigor de esta ley, o con un contrato de derecho privado estipulado por no más de cinco años con sujetos inscritos en una lista de candidatos adecuados para la actividad del administrador del parque, establecido y regulado por decreto del Ministro de Medio Ambiente. En la primera aplicación de esta ley, y en cualquier caso durante no más de dos años, el mencionado contrato de derecho privado puede estipularse con temas particularmente experimentados en asuntos naturalistas-ambientales, incluso si no están registrados en la lista.
12. Los cuerpos de la Autoridad del Parque permanecen en el cargo durante cinco años y los miembros solo pueden ser confirmados una vez.
13. Las disposiciones de la ley del 20 de marzo de 1975, n. 70 se aplican a las Autoridades del Parque; se consideran incluidos en la Tabla IV adjunta a la misma ley.
14. El plan orgánico de cada Autoridad del Parque es proporcional a los recursos destinados a los gastos de personal que se le asignan. Para los fines a los que se refiere esta ley, se permite el uso de personal técnico y laboral con contratos de duración determinada y permanentes de conformidad con los convenios colectivos de trabajo vigentes para el sector agrícola y forestal.
15. El Consejo de Gobierno puede nombrar comités asesores específicos o recurrir a consultores para problemas específicos en las áreas de actividad de la Autoridad del Parque.


Art.10 - Comunidad del parque

1. La comunidad del parque está compuesta por los presidentes de las regiones y provincias, los alcaldes de los municipios y los presidentes de las comunidades de montaña en cuyos territorios se incluyen las áreas del parque.
2. La Comunidad del Parque es un organismo asesor y proponente de la Autoridad del Parque. En particular, su opinión es obligatoria:
a) sobre la regulación del parque a que se refiere el artículo 11;
b) en el plan del parque mencionado en el Artículo 12;
c) sobre otros asuntos, a solicitud de un tercio de los miembros del Consejo de Gobierno;
d) en el balance y la cuenta final.
3. La Comunidad del Parque delibera, sujeto a la opinión vinculante del Consejo de Gobierno, del plan económico y social a largo plazo mencionado en el artículo 14 y supervisa su implementación; También adopta su propia regulación.
4. La comunidad del parque elige un Presidente y un Vicepresidente desde adentro. Es convocado por el Presidente al menos dos veces al año y cuando lo solicite el Presidente de la Autoridad del Parque o un tercio de sus miembros.


Art. 11 - Reglamento del parque

1. La regulación del parque rige el ejercicio de las actividades permitidas dentro del territorio del parque y es adoptada por la Autoridad del Parque, también con la aprobación textual del plan para el parque mencionado en el artículo 12 y, en cualquier caso, a más tardar seis meses después de la aprobación del mismo.
2. Para garantizar el cumplimiento de los fines mencionados en el artículo 1 y el respeto de las características de cada parque, el reglamento del parque regula en particular:
a) el tipo y método de construcción de obras y artefactos
b) la realización de actividades artesanales, comerciales, de servicios y agro-forestales-pastorales;
c) residencia y circulación del público por cualquier medio de transporte;
d) la realización de actividades deportivas, recreativas y educativas;
e) realizar actividades de investigación científica y biosanitaria;
f) los límites de ruido, luz u otras emisiones dentro de la legislación pertinente
g) llevar a cabo las actividades que se encomendarán al empleo juvenil, el trabajo voluntario, con especial referencia a las comunidades terapéuticas y al servicio civil alternativo;
h) accesibilidad en el territorio del parque a través de caminos y estructuras adecuadas para discapacitados, discapacitados y ancianos.
3. Salvo lo dispuesto en el párrafo 5, las actividades y obras que puedan comprometer la protección del paisaje y de los entornos naturales protegidos con especial atención a la flora y fauna protegidas y sus respectivos hábitats están prohibidas en los parques. En particular, lo siguiente está prohibido:
a) la captura, iluminación, daño, perturbación de especies animales; la recolección y daño de especies de plantas, excepto en los territorios donde se permiten actividades agroforestales-pastorales, así como la introducción de especies, plantas o animales extranjeros, que pueden alterar el equilibrio natural
b) la apertura y operación de canteras, minas y vertederos, así como la exportación de minerales
c) modificación del régimen hídrico;
d) realizar actividades publicitarias fuera de los centros urbanos, no autorizados por la Autoridad del Parque;
e) la introducción y uso de cualquier medio de destrucción o alteración de los ciclos biogeoquímicos;
f) la introducción, por particulares, de armas, explosivos y cualquier medio destructivo o de captura, a menos que esté autorizado;
g) el uso de fuegos abiertos;
h) el sobrevuelo de aeronaves no autorizadas, excepto según lo definido por las leyes sobre regulaciones de vuelo.
4. El reglamento del parque también establece cualquier excepción a las prohibiciones mencionadas en el párrafo 3. Con respecto a la letra a) del mismo párrafo 3, prevé cualquier retirada de fauna y cualquier reducción selectiva, necesaria para recomponer desequilibrios ecológicos determinados por la Autoridad del Parque. Los retiros y reducciones deben realizarse por iniciativa y bajo la responsabilidad y vigilancia directa de la Autoridad del Parque y deben ser realizados por el personal de la Autoridad del Parque o por personas expresamente autorizadas por la Autoridad del Parque para este propósito.
5. Se mantienen los derechos reales y los usos cívicos de las comunidades locales, que se ejercen de acuerdo con las costumbres locales. El comisionado competente para la liquidación de usos cívicos, a solicitud de la Autoridad del Parque, liquidará cualquier derecho excluido de caza de comunidades locales u otros usos cívicos de los retiros de vida silvestre.
6. Los reglamentos del parque son aprobados por el Ministro de Medio Ambiente, después de consultar la Consulta y después de consultar a las autoridades locales interesadas, para ser expresados ​​dentro de los cuarenta días de la solicitud, y en cualquier caso acordado con las regiones y provincias autónomas interesadas; El reglamento entra en vigor noventa días después de su publicación en el Diario Oficial de la República Italiana. Dentro de este período, los municipios deben adaptar sus reglamentos a sus disposiciones. Una vez transcurrido el plazo antes mencionado, las disposiciones de las reglamentaciones del parque prevalecen sobre las del Municipio, que se requiere para aplicarlas.


Art. 12 - Plan para el parque

1. La protección de los valores naturales y ambientales confiados a la Autoridad del Parque se lleva a cabo a través del instrumento del plan del parque, en lo sucesivo denominado el plan, que debe, en particular, regular los siguientes contenidos:
a) organización general del territorio y su articulación en áreas o partes caracterizadas por diferentes formas de uso, disfrute y protección;
b) restricciones, destinos para uso público o privado y reglas de implementación relacionadas con referencia a las diversas áreas o partes del plan
c) sistemas de accesibilidad vehicular y peatonal con especial atención a las rutas, accesos y estructuras reservadas para discapacitados, discapacitados y ancianos;
d) sistemas de equipos y servicios para la gestión y la función social del parque, museos, centros de visitantes, oficinas de información, áreas para acampar, actividades agro-turísticas;
e) directrices y criterios para intervenciones sobre flora, fauna y el medio ambiente en general.
2. El plan divide el territorio de acuerdo con el diferente grado de protección, proporcionando: a) reservas integrales en las que se preserva el medio ambiente en su integridad; b) reservas de orientación general, en las que está prohibido construir nuevas obras de construcción, ampliar edificios existentes, realizar obras de transformación del territorio. Sin embargo, los usos tradicionales de producción, la construcción de infraestructuras estrictamente necesarias, así como el manejo de los recursos naturales por parte de la Autoridad del Parque pueden estar permitidos. También se permiten trabajos de mantenimiento en obras existentes, de conformidad con las letras a) yb) del primer párrafo del artículo 31 de la Ley N ° 457 de 5 de agosto de 1978; c) áreas de protección en las cuales, de acuerdo con los propósitos institucionales y de acuerdo con los criterios generales establecidos por la Autoridad del Parque, las actividades agro-forestales-pastorales, así como la pesca y la cosecha, pueden continuar de acuerdo con los usos tradicionales o de acuerdo con los métodos de agricultura orgánica. de productos naturales, y también se fomenta la producción artesanal de calidad.Las intervenciones autorizadas están permitidas de conformidad con las letras a), b) yc) del primer párrafo del artículo 31 de la mencionada ley n. 457 de 1978, excepto por el incumplimiento de las normas del plan sobre el uso previsto; d) áreas de promoción económica y social que pertenecen al mismo ecosistema, más ampliamente modificadas por los procesos de antropización, en las que se permiten actividades compatibles con los propósitos de establecimiento del parque y están destinadas a mejorar la vida sociocultural de las comunidades locales y al mejor disfrute del parque por los visitantes.
3. El plan es preparado por la Autoridad del Parque dentro de los seis meses de su establecimiento sobre la base de los criterios y propósitos establecidos en esta ley y es adoptado por la región dentro de los siguientes cuatro meses, después de consultar con las autoridades locales.
4. El plan adoptado se archiva durante cuarenta días en las oficinas de los municipios, las comunidades de montaña y las regiones interesadas; cualquiera puede verlo y extraer una copia. Dentro de los próximos cuarenta días, cualquiera puede presentar observaciones escritas, sobre las cuales la Autoridad del Parque expresa su opinión dentro de los treinta días. Dentro de los ciento veinte días desde la recepción de esta opinión, la región decide sobre las observaciones presentadas y, de acuerdo con la Autoridad del Parque en lo que respecta a las áreas mencionadas en las letras a), b) yc) del párrafo 2, así como con la Autoridad del Parque, también con los municipios interesados ​​en lo que respecta a las áreas mencionadas en la letra d) del mismo párrafo 2, se emite la aprobación. Si el plan no se aprueba dentro de los veinticuatro meses de la institución de la Autoridad del Parque, la región es reemplazada por un comité mixto compuesto por representantes del Ministerio del Medio Ambiente y representantes de las regiones y provincias autónomas, que hace los intentos necesarios para alcanzar estos acuerdos; Si los acuerdos en cuestión no se alcanzan dentro de los siguientes cuatro meses, el Ministro de Medio Ambiente remite el asunto al Consejo de Ministros, que decide definitivamente.
5. En caso de incumplimiento de los términos a que se refiere el apartado 3, el Ministro de Medio Ambiente sustituye a la administración incumplidora, que establece en los mismos términos un comisionado ad acta.
6. El plan se modifica con el mismo procedimiento necesario para su aprobación y se actualiza de la misma manera al menos cada diez años.
7. El plan tiene el efecto de declarar el interés público y de la urgencia e indiferencia a las intervenciones previstas en el mismo y reemplaza los planes de paisaje, los planes territoriales o urbanos y cualquier otra herramienta de planificación a cualquier nivel.
8. El plan se publica en el Diario Oficial de la República Italiana y en el Boletín oficial de la región y es inmediatamente vinculante para las administraciones y particulares.


Art. 13 - Liquidación

1. La emisión de concesiones o autorizaciones relacionadas con obras de plantas y construcción dentro del parque está sujeta a la autorización previa de la Autoridad del Parque. El nihil obstat verifica la conformidad entre las disposiciones del plan y el reglamento y la intervención y se devuelve dentro de los sesenta días a partir de la solicitud. Una vez transcurrido este plazo, la autorización se considera liberada. La denegación, que es inmediatamente apelable, se publica simultáneamente en el registro de la municipalidad en cuestión y en el registro de la Autoridad del Parque y la publicación tiene una duración de siete días. La Autoridad del Parque brinda información por extracto, de la misma manera, de las autorizaciones emitidas y las determinadas por la expiración del plazo.
2. También se permite una apelación judicial contra la liberación de la autorización de las asociaciones de protección ambiental identificadas de conformidad con la ley del 8 de julio de 1986, n. 349.
3. El examen de las solicitudes de autorización se puede confiar con la deliberación del Consejo de Gobierno a un comité especial cuya composición y actividad se rigen por las regulaciones del parque.
4. El Presidente del parque, dentro de los sesenta días de la solicitud, con comunicación escrita al solicitante, puede posponer, por una vez, otros treinta días más los términos de expresión del documento sin impedimento.


Art. 14 - Iniciativas para la promoción económica y social.

1. En cumplimiento de los objetivos del parque, las limitaciones establecidas por el plan y por las regulaciones del parque, la comunidad del parque promueve iniciativas destinadas a promover el desarrollo económico y social de las comunidades que posiblemente residen dentro del parque y en los territorios adyacentes.
2. Con este fin, dentro de un año de su establecimiento, la comunidad del parque elaborará un plan económico y social a largo plazo para la promoción de actividades compatibles, identificando a las partes llamadas a llevar a cabo las intervenciones previstas, posiblemente también a través de acuerdos de programas. Este plan se somete a la opinión vinculante del Consejo de Gobierno y es aprobado por la región o, por acuerdo, por las regiones interesadas. En caso de conflicto entre la Comunidad del Parque, otros organismos de la Autoridad del Parque y las regiones, el asunto se remite a una conferencia presidida por el Ministro de Medio Ambiente, quien, continuando los conflictos, devuelve la decisión final al Consejo de Ministros.
3. El plan mencionado en el párrafo 2 puede incluir, en particular: la concesión de subvenciones a particulares y autoridades locales; la preparación de equipos, plantas de purificación y para el ahorro de energía, servicios y plantas de naturaleza turístico-naturalista para ser administrados por sí mismos o para ser administrados a terceros en base a actos de concesiones de la misma manera que acuerdos específicos, facilitación o promoción, también en forma cooperativa, actividades artesanales tradicionales, servicios agroforestales-pastorales culturales, servicios sociales y bibliotecas, restauración, incluidos los bienes naturales, y cualquier otra iniciativa destinada a promover, de conformidad con las necesidades de conservación del parque, el desarrollo del turismo y de actividades locales relacionadas. Una parte de estas actividades debe consistir en intervenciones destinadas a promover el empleo juvenil y el voluntariado, así como la accesibilidad y el uso, en particular para los discapacitados.
4. Para los propósitos mencionados en el párrafo 3, la Autoridad del Parque puede otorgar el uso de convenciones específicas para el uso de su nombre y emblema a los servicios y productos locales que presenten requisitos de calidad y que cumplan con los propósitos del parque.
5. En asociación con la región o regiones en cuestión, la Autoridad del Parque organiza cursos de capacitación especiales al final de los cuales emite el título oficial y exclusivo de conducir el parque.
6. El plan mencionado en el párrafo dos tiene una duración de cuatro años y puede actualizarse anualmente con el mismo procedimiento que para su formación.


Art.15 - Compras, expropiaciones e indemnizaciones

1. La Autoridad del Parque, en el marco del programa mencionado en el párrafo 7, puede alquilar propiedades incluidas en el parque o adquirirlas, también mediante expropiación o ejercicio del derecho de primer rechazo mencionado en el párrafo 5, de acuerdo con las normas generales vigentes.
2. Las limitaciones derivadas del plan de actividades agro-forestales-pastorales pueden compensarse sobre la base de principios equitativos. Las restricciones, temporales o parciales, relacionadas con actividades ya consideradas compatibles, pueden dar lugar a compensaciones e indemnizaciones, que tienen en cuenta las ventajas y desventajas derivadas de las actividades del parque. Por decreto que se emitirá dentro de los doce meses a partir de la fecha de entrada en vigor de esta ley, el Ministro del Medio Ambiente establece las disposiciones de implementación de este párrafo.
3. La autoridad del parque está obligada a compensar el daño causado por la vida silvestre del parque.
4. El reglamento del parque establece las modalidades para la liquidación y el pago de la indemnización, a pagar dentro de los noventa días a partir de la ocurrencia del daño.
5. La Autoridad del Parque tiene derecho a la primera denegación de la transferencia por consideración de la propiedad y los derechos reales sobre el terreno ubicado dentro de las reservas y áreas mencionadas en el Artículo 12, párrafo 2, letras a) yb), sin perjuicio de la prioridad a favor de las entidades privadas de las cuales en el primer párrafo del artículo 8 de la ley no. 590, y posteriores enmiendas y adiciones.
6. La autoridad del parque debe ejercer la preferencia dentro de los tres meses posteriores a la notificación de la propuesta de venta. La propuesta debe contener la descripción catastral de los bienes, la fecha de transmisión de la posesión, una indicación del precio y sus métodos de pago. Si el cedente no proporciona esta notificación o el precio notificado es superior al precio de transferencia, la Autoridad del Parque puede, dentro de un año a partir de la transcripción de la escritura de venta, ejercer el derecho de reembolso contra el comprador y cualquier otro reclamante posterior en cualquier momento título.
7. La Autoridad del Parque establece un capítulo especial en su balance general, con el equipo adecuado para las necesidades previsibles, para el pago de compensaciones y compensaciones, formulando un programa especial, con las prioridades apropiadas.


Art. 16 - Entradas de la Autoridad del Parque y exenciones fiscales

1. Los ingresos de la Autoridad del Parque que se asignarán al logro de los propósitos institucionales son:
a) las aportaciones ordinarias y extraordinarias del Estado;
b) contribuciones de regiones y organismos públicos;
c) contribuciones y financiamiento para proyectos específicos;
d) los legados, donaciones y donaciones en efectivo a que se refiere el artículo 3 de la ley de 2 de agosto de 1982, n. 512, y posteriores modificaciones y adiciones;
e) cualquier ingreso de propiedad;
f) los derechos de licencia previstos por la ley, los ingresos por admisión y derechos de propiedad y otros ingresos derivados de los servicios prestados
g) ingresos de actividades comerciales y promocionales
h) el producto de las sanciones derivadas del incumplimiento de las normas reglamentarias;
i) cualquier otro ingreso adquirido en relación con las actividades de la Autoridad del Parque.
2. Las actividades para la venta de material popular, educativo y de propaganda para productos ecológicos, así como la provisión de servicios ejercidos directamente por la Autoridad del Parque, no están sujetas a las regulaciones que rigen el comercio.
3. Los suministros y servicios mencionados en el párrafo 2 están sujetos a las normas del impuesto al valor agregado. Los honorarios se registran sobre la base del artículo 24 del decreto del Presidente de la República del 26 de octubre de 1972, n. 633, según lo reemplazado por el artículo 1 del decreto del Presidente de la República del 29 de enero de 1979, n. 24 sin la obligación de las cajas registradoras.
4. La autoridad del parque tiene la obligación de equilibrar el presupuesto.


Art. 17 - Reservas naturales estatales

1. El decreto que establece las reservas naturales estatales, mencionado en el artículo 8, párrafo 2, además de determinar los límites de la reserva y el organismo de gestión relacionado, especifica las características principales, los propósitos de establecimiento y las principales limitaciones, y también establece indicaciones y criterios específicos a los que el plan de manejo de reservas y la regulación de implementación relacionada, emitida de acuerdo con los principios contenidos en el artículo 11 de esta ley, deben cumplir. El plan de gestión de la reserva y el reglamento de implementación relacionado son adoptados por el Ministro del medio ambiente dentro de los términos establecidos por el decreto que establece la reserva en sí, después de escuchar las regiones con estatuto ordinario y el acuerdo con las regiones con estatuto especial y las provincias autónomas de Trento y Bolzano .
2. En particular, lo siguiente está prohibido:
a) cualquier forma de vertedero de residuos sólidos y líquidos
b) acceso a reservas naturales integrales para personas no autorizadas, excepto por los métodos establecidos por los organismos responsables de la gestión de la reserva.


Art.18 - Establecimiento de áreas marinas protegidas

1. En la implementación del programa, el Ministro del Medio Ambiente, en consulta con el Ministro de la Marina Mercante y de acuerdo con el Ministro del Tesoro, establece áreas marinas protegidas, autorizando también la financiación definida por el propio programa. La investigación preliminar se lleva a cabo en cualquier caso, de conformidad con el artículo 26 de la ley de 31 de diciembre de 1982, n. 979, por la Consulta para la defensa del mar contra la contaminación.
2. El decreto fundacional contiene, entre otras cosas, la denominación y delimitación del área, los objetivos para los cuales está dirigida la protección del área y también prevé la concesión del uso de los activos de la propiedad marítima y de las áreas marítimas a que se refiere el artículo 19, párrafo 6.
3. El decreto de establecimiento se publica en el Diario Oficial de la República Italiana.
4. La financiación de programas y proyectos de inversión para áreas marinas protegidas está autorizada a gastar 5 mil millones de liras para cada uno de los años 1992, 1993 y 1994.
5. Los primeros gastos operativos de las áreas marinas protegidas están autorizados a gastar mil millones de liras para cada uno de los años 1991, 1992 y 1993.


Art.19 - Gestión de áreas marinas protegidas

1. El logro de los objetivos institucionales de cada área marina protegida se garantiza a través de 1 Inspección Central para la defensa del mar. Para la gestión eventual de áreas marinas protegidas, la Inspección Central hace uso de las Autoridades Portuarias competentes. Con un acuerdo especial a ser estipulado por el Ministro del Medio Ambiente, ciertamente con el Ministro de la Marina Mercante, la gestión del área marina protegida puede otorgarse a organismos públicos, instituciones científicas o asociaciones reconocidas.
2. Si se establece un área marina protegida en aguas que bordean un área protegida terrestre, la gestión se atribuye al sujeto competente para este último.
3. En las áreas marinas protegidas, las actividades que pueden comprometer la protección de las características del medio ambiente sujeto a protección y los propósitos de establecer el área están prohibidas. En particular, lo siguiente está prohibido:
a) la captura, recolección y daño de especies animales y vegetales, así como la exportación de minerales y hallazgos arqueológicos;
b) la alteración del ambiente geofísico y de las características químicas e hidrobiológicas de las aguas;
c) realizar actividades publicitarias;
d) la introducción de armas, explosivos y cualquier otro medio destructivo y cautivo;
e) navegación a motor;
f) cualquier forma de vertedero de residuos sólidos y líquidos.
4.Las prohibiciones a que se refiere el artículo 11, párrafo 3, se aplican a los territorios incluidos en las áreas marinas protegidas.
5. Por decreto del Ministro de Medio Ambiente, en consulta con el Ministro de la Marina Mercante, luego de consultar al Consejo para la defensa del mar contra la contaminación, se aprueba un reglamento que rige las prohibiciones y las excepciones según el grado de protección requerido.
6. La propiedad marítima y las áreas marinas incluidas en áreas protegidas pueden otorgarse para uso exclusivo con el propósito de administrar el área por decreto del Ministro de Marina Mercante. La propiedad estatal marítima existente dentro del área protegida es parte de ella.
7. La vigilancia en las áreas marinas protegidas es ejercida por las Autoridades Portuarias, de conformidad con el artículo 28 de la ley de 31 de diciembre de 1982, n. 979.


Art. 20 - Reglas de aplazamiento

1. Aunque no está expresamente regulado por esta ley, las disposiciones relativas a los parques nacionales se aplican a los parques marinos. Las disposiciones del Título V de la Ley de 31 de diciembre de 1982, n. 979, no en conflicto con las disposiciones de esta ley.


Art. 21 - Supervisión y vigilancia

1. La supervisión de la gestión de áreas naturales protegidas de importancia internacional y nacional es ejercida para las áreas terrestres por el Ministro del medio ambiente y para las áreas marinas conjuntamente por el Ministro del medio ambiente y el Ministro de la marina mercante.
2. La vigilancia en los territorios de áreas naturales protegidas de importancia internacional y nacional es ejercida, a los efectos de esta ley, por el Cuerpo Forestal del Estado sin cambios en la planta orgánica actual de la misma. Para la prestación de estos servicios y cualquier otra cosa encomendada al propio Cuerpo por esta ley, por decreto del Presidente del Consejo de Ministros, que se adoptará dentro de los seis meses a partir de la fecha de entrada en vigor de esta ley, a propuesta del Ministro de Medio Ambiente en consulta con el Ministro Las estructuras y el personal del Cuerpo se identifican para la agricultura y los bosques que se ubicarán en el Ministerio del Medio Ambiente y en las Autoridades del Parque, bajo su dependencia funcional, de acuerdo con los métodos establecidos por el propio decreto. El decreto también determina los sistemas y métodos de reclutamiento y distribución a nivel regional, así como la capacitación profesional del personal de vigilancia forestal. A los empleados de la autoridad de supervisión se les pueden asignar poderes de supervisión para ejercerlos además o en conjunto con las obligaciones de servicio ordinarias. En el cumplimiento de los poderes antes mencionados, los empleados asumen el estado de guardia de seguridad. Hasta la emisión del mencionado decreto, el Cuerpo Forestal del Estado proporciona vigilancia, sobre la base de directivas específicas emitidas por el Ministro de Medio Ambiente, de acuerdo con el Ministro de Agricultura y Silvicultura. En las áreas marinas protegidas, la vigilancia se ejerce de conformidad con el artículo 19, párrafo 7.

TÍTULO III - Áreas naturales protegidas regionales

Art. 22 - Normas marco

1. Los siguientes principios fundamentales para la regulación de áreas naturales protegidas regionales son:
a) la participación de las provincias, comunidades de montaña y municipios en el proceso de creación del área protegida, sin perjuicio de la atribución de funciones administrativas a las provincias, de conformidad con el artículo 14 de la ley n. 142 del 8 de junio de 1990. Esta participación se realiza teniendo en cuenta el artículo 3 de la misma ley no. 142 de 1990, a través de conferencias para la preparación de un documento de dirección relativo al análisis territorial del área que se utilizará para la protección, el perímetro provisional, la identificación de los objetivos a perseguir, la evaluación de los efectos de la institución del área protegida en el territorio
b) la publicidad de los documentos relacionados con el establecimiento del área protegida y la definición del plan para el parque a que se refiere el artículo 25
c) la participación de los organismos locales interesados ​​en la gestión del área protegida;
d) adopción, de acuerdo con los criterios establecidos con la ley regional de acuerdo con los principios a que se refiere el artículo 11, de las regulaciones de áreas protegidas;
e) la posibilidad de confiar la gestión a las comunidades familiares de montaña, también asociadas entre sí, si el área natural protegida está total o parcialmente incluida entre los bienes agroforestales-pastorales que constituyen el patrimonio de las comunidades mismas.
2. Sin perjuicio de sus respectivas competencias para las regiones con estatutos especiales y para las provincias autónomas de Trento y Bolzano, la participación de las autoridades locales en el establecimiento y gestión de áreas protegidas y la publicación de documentos relacionados con la institución constituyen principios fundamentales de la reforma económica y social. del área protegida y la definición del plan para el parque.
3. Las regiones establecen parques naturales regionales y reservas naturales regionales utilizando sobre todo organismos regionales, provinciales, municipales y públicos y activos forestales, para hacer un uso racional del territorio y para actividades compatibles con el destino especial del área.
4. Las áreas protegidas regionales que existen en el territorio de varias regiones son establecidas por las regiones interesadas, sujetas a un acuerdo entre ellas, y gestionadas de acuerdo con criterios unitarios para toda el área demarcada.
5. Las áreas protegidas regionales no pueden establecerse dentro del territorio de un parque nacional o reserva natural estatal.
6. La caza está prohibida en parques naturales regionales y reservas naturales regionales, a excepción de las muestras de fauna y las reducciones selectivas necesarias para recomponer los desequilibrios ecológicos. Estos retiros y recortes deben realizarse de acuerdo con la regulación del parque o, si no existe, con las directivas regionales sobre la iniciativa y bajo la responsabilidad y vigilancia directa del organismo de gestión del parque y deben ser realizados por el personal empleado por él o por personas autorizadas por él. .


Art. 23 - Parques naturales regionales

1. La ley regional que establece el parque natural regional, teniendo en cuenta el documento de dirección mencionado en el artículo 22, párrafo 1, letra a), define el perímetro temporal y las medidas de salvaguardia, identifica el tema para la gestión del parque e indica los elementos de la plan del parque, mencionado en el artículo 25, párrafo 1, así como los principios de la regulación del parque. Con este fin, se pueden establecer organismos especiales de derecho público o consorcios obligatorios entre organismos locales u organismos asociativos de conformidad con la ley del 8 de junio de 1990, n. 142. Para la gestión de los servicios del parque, excluyendo la vigilancia, se pueden hacer acuerdos con organismos públicos, con sujetos privados, así como con comunidades familiares de montaña.


Art. 24 - Organización administrativa del parque natural regional.

1. En relación con la peculiaridad de cada área en cuestión, cada parque natural regional proporciona, con un estatuto específico, una forma organizativa diferenciada que indica los criterios para la composición de la junta directiva, la designación del presidente y el director, los poderes de la junta, el presidente y el director, la composición y los poderes de la junta de auditores y los organismos de consultoría técnica y científica, los métodos para convocar y operar los organismos estatutarios, el establecimiento de la comunidad del parque.
2. La presencia de un miembro designado por el Ministro de Hacienda debe garantizarse en el colegio de auditores.
3. Los organismos de gestión de los parques naturales regionales pueden utilizar tanto su propio personal como el personal comandado por la región o por otros organismos públicos.


Art. 25 - Herramientas de implementación

1. Las herramientas de implementación para los propósitos del parque natural regional son el plan del parque y el plan económico y social de varios años para la promoción de actividades compatibles.
2. El plan de parque es adoptado por el organismo de gestión del parque y aprobado por la región. También tiene el valor del plan de paisaje y el plan urbano y reemplaza los planes de paisaje y los planes territoriales o urbanos de cualquier nivel.
3. Con respecto a los propósitos institucionales y las disposiciones del plan para el parque y dentro de los límites de la regulación, el parque promueve iniciativas, coordinadas con las de las regiones y autoridades locales interesadas, destinadas a promover el crecimiento económico, social y cultural de las comunidades residentes. Con este fin, prepara un plan económico y social a largo plazo para la promoción de actividades compatibles. Este plan es adoptado por el organismo de gestión del parque, teniendo en cuenta la opinión expresada por las autoridades locales territorialmente interesadas, es aprobado por la región y puede actualizarse anualmente.
4. El Estado, las regiones, las autoridades locales y otros organismos involucrados pueden contribuir a la financiación del plan económico y social a largo plazo mencionado en el apartado 3.
5. Los recursos financieros del parque pueden constituirse, además de los desembolsos o contribuciones por cualquier motivo, organizados por organismos u organismos públicos o privados, por derechos y regalías con respecto al uso de bienes muebles e inmuebles pertenecientes al parque o para los cuales ha sido la gestión.


Art. 26 - Coordinación de las intervenciones.

1. Sobre la base de las disposiciones del programa, así como del plan económico y social a largo plazo mencionado en el artículo 25, párrafo 3, el Ministro de Medio Ambiente promueve, por los efectos mencionados en el artículo 27 de la ley del 8 de junio de 1990, n. 142, los acuerdos del programa entre el Estado , las regiones y las autoridades locales sobre el uso coordinado de los recursos. En particular, los acuerdos identifican las intervenciones que se llevarán a cabo para la consecución de fines de conservación de la naturaleza, indicando las partes financieras del Estado, la región, las autoridades locales y posiblemente terceros, así como los métodos de coordinación e integración del procedimiento.


Art. 27 - Supervisión y vigilancia

1. La supervisión sobre el manejo de áreas naturales protegidas regionales es ejercida por la región. En el caso de un área protegida con territorio que cae en varias regiones, el acto institucional determina los acuerdos para el ejercicio de la supervisión.
2. El Cuerpo Forestal del Estado tiene la facultad de celebrar acuerdos específicos con las regiones para la vigilancia de los territorios de las áreas naturales protegidas regionales, sobre la base de una convención modelo preparada por el Ministro del Medio Ambiente, en consulta con el Ministro de Agricultura y Silvicultura.


Art. 28 - Leyes regionales

1. Dentro de los doce meses a partir de la fecha de entrada en vigor de esta ley, las regiones adaptan su legislación a las disposiciones contenidas en este título.

TÍTULO IV - Disposiciones finales y transitorias

Art. 29 - Competencias del órgano de gestión del área protegida.

1. El representante legal del organismo de gestión del área natural protegida, si una actividad se lleva a cabo de conformidad con el plan por el reglamento o por el documento sin impedimento, ordena la suspensión inmediata de la actividad y ordena, en cualquier caso, la reducción del estado prístino o la reconstitución de especies vegetales o animales a expensas del infractor con responsabilidad solidaria del cliente, el propietario de la empresa y el gerente de obras en caso de construcción y transformación de obras.
2. En caso de incumplimiento de la orden de reducción a pristino o de reconstitución de especies vegetales o animales en un plazo razonable, el representante legal del organismo de gestión llevará a cabo la ejecución en detrimento de las obligaciones según el procedimiento a que se refieren los párrafos segundo, tercero y cuarto del artículo 27 de la ley. 28 de febrero de 1985, n. 47, en la medida en que sean compatibles, y recuperando los gastos relativos mediante una orden judicial emitida de conformidad con el texto consolidado de las disposiciones de la ley relativas a la recaudación de los ingresos de la propiedad del estado, aprobada por real decreto de 14 de abril de 1910, n. 639.
3. El órgano de administración del área natural protegida puede intervenir en sentencias sobre hechos maliciosos o negligentes que pueden comprometer la integridad del patrimonio natural del área protegida y tiene derecho a apelar en la jurisdicción administrativa por la cancelación de actos ilegítimos que perjudiquen el propósito de establecer el área protegida.


Art. 30 - Sanciones

1. Cualquiera que viole las disposiciones de los artículos 6 y 13 es castigado con prisión de hasta doce meses y una multa de doscientos mil liras a cincuenta millones de liras. Cualquier persona que viole las disposiciones de los artículos 11, párrafo 3, y 19, párrafo 3, es castigada con un arresto de hasta 6 meses o una multa de doscientos mil liras a veinticinco millones de liras. Las sanciones se duplican en caso de recurrencia.
2. La violación de las disposiciones emitidas por los órganos de gestión de las áreas protegidas también se castiga con la sanción administrativa por el pago de una suma de cincuenta mil liras a dos millones de liras. Estas sanciones son impuestas, de conformidad con las disposiciones de la ley del 24 de noviembre de 1981, n. 699, por el representante legal de la organización de gestión del área protegida.
3. En caso de violaciones que constituyan hipótesis de delitos enjuiciados de conformidad con los artículos 733 y 734 del código penal, el juez puede ordenar la confiscación de qué se usa para cometer los delitos relacionados con ellos. El gerente está obligado a proporcionar la reducción del área dañada en perfecto estado, siempre que sea posible, y en cualquier caso está obligado a pagar los daños.
4. En las sentencias de sentencia, el juez puede ordenar, en casos de gravedad particular, la confiscación de las cosas utilizadas para la consumación del delito.
5. Se aplican las disposiciones de la Ley n. 689 de 24 de noviembre de 1981, ya que no entran en conflicto con este artículo.
6. En cualquier caso, se aplican las disposiciones del artículo 18 de la ley del 8 de julio de 1986, n. 349, sobre el derecho a indemnización por daños ambientales por la gestión del área protegida.
7. Las sanciones penales previstas en el párrafo 1 también se aplican en caso de violación de las reglamentaciones y medidas de salvaguardia de las reservas naturales estatales.
8. Las sanciones penales previstas en el párrafo 1 también se aplican en relación con la violación de las disposiciones de las leyes regionales que prevén medidas de salvaguardia en vista del establecimiento de áreas protegidas y con respecto a la transgresión de las regulaciones regionales de parques naturales.
9. En el área protegida de las montañas Cervati, hasta el establecimiento del parque nacional, no se aplican las prohibiciones a que se refiere el artículo 17, párrafo 2.


Art. 31 - Activos de propiedad estatal destinados a reservas naturales.

1. Hasta la reorganización, de conformidad con el artículo 9 de la Ley n. 183, de 18 de mayo de 1989, del Cuerpo Forestal del Estado, las reservas naturales estatales son administradas por los órganos de gestión actuales de la antigua Compañía Estatal para los bosques de propiedad estatal. Para cumplir con los requisitos de gestión de las reservas naturales estatales indicadas en el programa, dentro de los seis meses a partir de la fecha de entrada en vigencia de esta ley, y en espera de la reorganización a que se refiere el artículo 9 de la mencionada ley no. 183 de 1989, la composición y funciones de la antigua Compañía Estatal pueden regirse por decreto del Presidente del Consejo de Ministros que se emitirá a propuesta del Ministro de Medio Ambiente, con el Ministro de Agricultura y Silvicultura. Para el ejercicio de las actividades de gestión durante los primeros tres años posteriores a la fecha de entrada en vigor de esta ley, se siguen aplicando las disposiciones de la Ley nº 124, de 5 de abril de 1985.
2. En un plazo de seis meses a partir de la fecha de entrada en vigor de esta ley, el Ministro de Agricultura y Silvicultura, en consulta con el Ministro de Hacienda, transmite al Comité la lista de áreas identificadas de conformidad con el decreto ministerial de 20 de julio de 1987, publicado en el Diario Oficial de la República Italiana. norte. 175 del 29 de julio de 1987, y de las otras áreas en su disponibilidad con la propuesta de su destino a áreas naturales protegidas nacionales y regionales también con el fin de completar, con especial atención a la región del Véneto y la región de Lombardía, las transferencias realizadas de conformidad con el artículo 68 del Decreto del Presidente de la República, 24 de julio de 1977, n. 616.
3. La administración de las reservas naturales establecidas en la propiedad estatal, que caen o caen debido al establecimiento de nuevos parques dentro de un parque nacional, es responsabilidad de la Autoridad del Parque. La asignación se lleva a cabo mediante una disposición de concesión preparada por el Ministro del Medio Ambiente, de acuerdo con el Ministro de Agricultura y Silvicultura. En caso de que no se llegue a un acuerdo, el Presidente del Consejo de Ministros decreta dentro de los dos años posteriores al establecimiento de la Autoridad del Parque. Las reservas biogenéticas y los territorios de las reservas parciales destinadas a actividades productivas se confían a la gestión del Cuerpo Forestal del Estado.
4. El Ministro del Medio Ambiente emite las directivas necesarias para la gestión de las reservas naturales estatales y para el logro de los objetivos de protección científica, educativa y naturalista de conformidad con el artículo 5 de la ley de 8 de julio de 1986, n. 349.


Art. 32 - Zonas contiguas

1. Las regiones, de acuerdo con los organismos de gestión de áreas naturales protegidas y con los organismos locales interesados, establecen planes y programas y cualquier medida para regular la caza, la pesca, la minería y la protección del medio ambiente, en relación con las áreas adyacentes a la áreas protegidas, donde se necesita acción para asegurar la conservación de los valores de las áreas protegidas mismas.
2. Los límites de las áreas contiguas a que se refiere el párrafo 1 están determinados por las regiones en cuyo territorio se ubica el área natural protegida, de acuerdo con la gestión del área protegida.
3. Dentro de las áreas contiguas, las regiones pueden regular la caza, a pesar del tercer párrafo del artículo 15 de la ley de 27 de diciembre de 1977, no. 968, solo en forma de caza controlada, reservada solo para residentes de los municipios del área natural protegida y el área adyacente, administrada sobre la base del segundo párrafo del mismo artículo 15 de la misma ley.
4. El organismo de gestión del área natural protegida, para necesidades relacionadas con la conservación de la fauna del área en sí, puede ordenar, para especies particulares de animales, prohibiciones con respecto a los métodos y tiempos de caza.
5. En el caso de áreas interregionales contiguas, cada región establece lo que es de su competencia para la parte relacionada con su territorio, de acuerdo con las otras regiones de conformidad con los artículos 8 y 66, último párrafo, del decreto del Presidente de la República del 24 de julio de 1977. norte. 616. Lintesa es promovida por la región en cuyo territorio se encuentra la mayor parte del área natural protegida.


Art. 33 - Informe al Parlamento

1. El Ministro del Medio Ambiente, después de la deliberación del Consejo Nacional del Medio Ambiente, presenta anualmente al Parlamento un informe sobre el estado de implementación de esta ley y sobre las actividades de los órganos de gestión de las áreas naturales protegidas nacionales.


Art. 34 - Establecimiento de parques y áreas de recuperación.

1. Se establecen los siguientes parques nacionales:
a) Cilento y Vallo di Diano (Cervati, Gelbison, Alburni, Monte Stella y Monte Bulgheria);
b) Gargano;
c) Gran Sasso y Monti della Laga;
d) Maiella;
e) Val Grande;
f) Vesubio.
2. El Parque Nacional del Golfo de Orosei, Gennargentu y la isla de Asinara se ha establecido de acuerdo con la región de Cerdeña de conformidad con el artículo 2, párrafo 7. Si el acuerdo con la región de Cerdeña no se perfecciona dentro de los seis meses a partir de la fecha de entrada en vigor de esta ley, el parque Val dAgri y Lagonegrese (Monti Arioso, Volturino, Viggiano, Sirino) se establecerá con los procedimientos mencionados en el artículo 4 , Raparo) o, si ya está establecido, de otro parque nacional para el cual no se aplica la disposición de conformidad con el artículo 8, párrafo 6.
3. En el plazo de ciento ochenta días a partir de la fecha de entrada en vigor de esta ley, el Ministro del Medio Ambiente prevé la delimitación provisional de los parques nacionales mencionados en los párrafos 1 y 2 sobre la base de los elementos cognitivos y técnico-científicos disponibles, en particular, de los servicios técnicos nacionales y Las administraciones estatales y las regiones y, previa consulta con las regiones y autoridades locales interesadas, adoptan las medidas de salvaguardia necesarias para garantizar la conservación del estado de los lugares. La gestión provisional del parque, hasta el establecimiento de los Cuerpos del Parque previstos en esta ley, se confía a un comité de gestión específico establecido por el Ministro del medio ambiente de conformidad con los principios mencionados en el artículo 9.
4. El primer programa verifica y posiblemente modifica la delimitación realizada por el Ministro de medio ambiente de conformidad con el párrafo 3.
5. Las disposiciones de esta ley se aplican a la organización y operación de los cuerpos de parques de los parques mencionados en los párrafos 1 y 2.
6. El primer programa, teniendo en cuenta los recursos financieros existentes, considera las siguientes áreas como prioridades:
a) Alpes Apuanos y Apeninos Toscano-Emilianos;
b) Etna;
c) Mont Blanc;
d) Picentino (Monti Terminio y Cervialto);
e) Tarvisiano;
f) Apeninos lucanos, Val dAgri y Lagonegrese (montañas Arioso, Volturino, Viggiano, Sirino y Raparo);
g) Feverfew;
h) Parque-museo de las minas de Amiata;
i) Alpes marítimos (área de Marguareis);
l) Alta Murgia.
7. El Ministro del Medio Ambiente, de acuerdo con las regiones, puede emitir medidas de salvaguardia apropiadas.
8. Si el primer programa no se adopta dentro del plazo previsto en el párrafo 6 del artículo 4, el Consejo de Ministros lo aprobará, a propuesta del Ministro de Medio Ambiente.
9. Para las áreas naturales protegidas cuyos territorios son limítrofes o adyacentes a áreas de interés naturalista pertenecientes a Estados extranjeros, el Ministro de Relaciones Exteriores, a propuesta del Ministro de Medio Ambiente, después de consultar a las regiones y provincias autónomas interesadas, promueve la adopción de los acuerdos apropiados o escrituras, con el fin de crear formas integradas de protección, criterios de gestión comunes e instalaciones de acceso, donde esté permitido. Los acuerdos y actos también pueden referirse al establecimiento de áreas naturales protegidas de particular valor naturalista e importancia internacional en el territorio nacional. Las disposiciones de los acuerdos y actos son vinculantes para las regiones y las autoridades locales interesadas.
10. El establecimiento de los parques nacionales mencionados en los párrafos 1 y 2 está autorizado a gastar 20 mil millones de liras para 1991 y 30 mil millones de liras para cada uno de los años 1992 y 1993.
11. La administración de los parques nacionales mencionados en los párrafos 1 y 2 está autorizada a gastar 10 mil millones de liras para 1991, 15.5 mil millones de liras para 1992 y 22 mil millones de liras desde 1993.


Art. 35 - Reglas transitorias

1. Por decreto del Presidente del Consejo de Ministros, a propuesta del Ministro de Medio Ambiente, se realizan ajustes a los principios de esta ley, sin perjuicio de las relaciones laborales existentes en la fecha de entrada en vigencia de esta ley de empleados a cargo, de la disciplina del Parque Nacional. dAbruzzo, del Parque Nacional Gran Paradiso, después de un acuerdo con la región del estatuto especial de Val dAosta y la región del Piamonte, teniendo en cuenta las necesidades actuales con especial atención a la funcionalidad de las oficinas y la vigilancia. Para el Parque Nacional Stelvio, la disposición se basa en las disposiciones del artículo 3 del decreto del Presidente de la República, 22 de marzo de 1974, núm. 279. Los acuerdos previstos en el mismo también deben llevarse a cabo con la región de Lombardía y deben ser informados de los principios generales de esta ley.
2. Teniendo en cuenta los valores históricos, culturales y ambientales particulares, así como la especialidad de las intervenciones necesarias para la restauración y conservación de los ecosistemas importantes y delicados, la gestión de los bienes estatales de propiedad estatal que se encuentran en los Parques Nacionales de Circeo y Calabria se llevará a cabo de acuerdo con las formas y los contenidos. y fines, también con fines de investigación y experimentación científica, así como de educación y demostración, que se definirán por decreto del Presidente del Consejo de Ministros, a propuesta del Ministro de Medio Ambiente en consulta con el Ministro de Agricultura y Silvicultura y el Ministro de la Universidad e investigación científica y tecnológica, que se emitirá dentro de los ciento veinte días a partir de la fecha de entrada en vigor de esta ley.
3. A los parques nacionales previstos en la letra c) del párrafo 1 del artículo 18 de la ley de 11 de marzo de 1988, n. 67, y en el artículo 10 de la ley de 28 de agosto de 1989, n. 305, se aplican las disposiciones de esta ley, utilizando los documentos establecidos antes de la entrada en vigor de la ley en la medida en que sean compatibles.
4. En un plazo de dos años a partir de la fecha de entrada en vigor de esta ley, las regiones interesadas deberán, de acuerdo con el Ministro de Medio Ambiente, establecer el parque natural interregional del Delta del Po, tal como fue modificado por el artículo 10 de la ley no 305 de 28 de agosto de 1989, de conformidad con los resultados del trabajo de la Comisión Conjunta establecida en aplicación de la resolución del Comité Interministerial de Planificación Económica (CIPE) de 5 de agosto de 1988, publicada en el suplemento ordinario no. 87 al Boletín Oficial de la República Italiana n. 215 del 13 de septiembre de 1988. Si el acuerdo no se perfecciona en el plazo mencionado, se establecerá un parque nacional en esta área de conformidad con el párrafo 3.
5. En el caso de que se establezca el parque interregional del Delta del Po, con los procedimientos mencionados en el artículo 4, se establece el parque nacional Val dAgri y Lagonegrese (Monti Arioso Volturino, Viggiano, Sirino, Raparo), o, si ya está establecido , de otro parque nacional, para el cual no se aplica la disposición de conformidad con el artículo 8, párrafo 6.
6. Los actos que delimitan las reservas naturales emitidas en la fecha de entrada en vigor de esta ley y las medidas de salvaguardia consecuentes ya adoptadas no se verán afectadas. Estas reservas se establecen, de acuerdo con los métodos previstos por esta ley, dentro de los tres meses a partir de la fecha de entrada en vigor de la ley.
7. A menos que se disponga lo contrario, el plazo para la expresión de opiniones de las regiones a los efectos de esta ley se establece en cuarenta y cinco días.
8. Para la aplicación del párrafo 1, se autoriza un gasto de 2.000 millones de liras para 1991, 3.000 millones de liras para 1992 y 4.000 millones de liras desde 1.993.
9. La implementación de los párrafos 3, 4 y 5 está autorizada a gastar 14 mil millones de liras para 1991, 17.5 mil millones de liras para 1992 y 21 mil millones de liras desde 1993.


Art. 36 - Zonas de recuperación marina

1. Sobre la base de las indicaciones programáticas a que se refiere el artículo 4, se pueden establecer parques marinos o reservas marinas, así como en las áreas a que se refiere el artículo 31 de la ley de 31 de diciembre de 1982, n. 979, en las siguientes áreas:
a) Isla Gallinara;
b) Montañas Uccellina - Hormigas Grosseto - Talamone Boca del Ombrone
c) Secche di Torpaterno;
d) Península de Campanella - Isla Capri
e) Costa degli Infreschi;
f) costa de Maratea;
g) Península de Salento (cuevas de Zinzulusa y Romanelli);
h) Costa del Monte Conero;
i) Isla Pantelleria;
l) Promontorio Monte Cofano - Golfo de Custonaci
m) Acicastello - Le Grotte;
n) Archipiélago de Maddalena (islas e islotes incluidos en el territorio de la Municipalidad de Maddalena);
o) Capo Spartivento - Capo Teulada;
p) Capo Testa - Punta Falcone;
q) Santa Maria di Castellabate
r) Monte de Scauri;
s) Monte a Capo Gallo - Isla de Fuori o delle Femmine;
t) Parque Marino Piceno;
u) Islas de Ischia, Vivara y Procida, un área marina protegida integrada llamada el reino de Neptuno;
v) Isla Bergeggi;
z) Stagnone di Marsala;
aa) gorrión de capo;
bb) Pantani di Vindicari
cc) Isla de San Pietro;
dd) Isla Asinara
ee) Capo Carbonara.
2. El Consejo para la defensa del mar, sin embargo, puede identificar, de conformidad con el artículo 26 de la ley de 12 de diciembre de 1982, n. 979, otras áreas marinas de particular interés para establecer parques marinos o reservas de manne.


Art. 37 - Deducciones fiscales para personas jurídicas y régimen de bienes de gran interés paisajístico e natural

1. Después del párrafo 2 del artículo 114 del texto consolidado del impuesto sobre la renta aprobado por decreto del Presidente de la República el 22 de diciembre de 1986, n. 917, se agregan los siguientes:
2-bis. Los siguientes también son deducibles:
a) donaciones en efectivo al Estado, otros organismos públicos y asociaciones y fundaciones privadas legalmente reconocidas que, con fines de lucro, realizan o promueven actividades destinadas a proteger el patrimonio ambiental, realizadas para la compra, el protección y mejora de las cosas indicadas en los números 1) y 2) del artículo 1 de la ley de 29 de junio de 1939, n. 14977, que forman parte de las listas mencionadas en el primer párrafo del artículode la misma ley o sujeto a la restricción de la ineductabilidad sobre la base de los planes a que se refiere el artículo 5 de la misma ley y al decreto ley de 27 de junio de 1985, n. 316, convertido, con modificaciones, por la ley del 8 de agosto de 1985, n. 431, incluyendo desembolsos para la organización de espectáculos y exposiciones, así como para llevar a cabo estudios e investigaciones sobre las cosas mencionadas; El cambio de destino de las propiedades indicadas en la letra c) de este párrafo, sin la autorización previa del Ministro de Medio Ambiente, así como el incumplimiento de las obligaciones legales de permitir el ejercicio del derecho de primer rechazo del Estado sobre los bienes inmuebles vinculados, determina la no deducibilidad de gastos de ingresos. El Ministro de Medio Ambiente notifica de inmediato a las oficinas fiscales competentes de las violaciones que conllevan la pérdida de los subsidios, a partir de la fecha de recepción de la comunicación comienzan los términos para el pago del impuesto y los accesorios relacionados.
b) los desembolsos de efectivo liberales a favor de los organismos de gestión de parques y reservas naturales, terrestres y marítimas, estatales y regionales, y cualquier otra área de protección especial del paisaje y el medio ambiente, tal como lo identifican las reglamentaciones estatales y regionales actuales, así como administradas por las asociaciones y fundaciones privadas indicadas en la letra a), realizadas para apoyar actividades de conservación, mejora, estudio, investigación y desarrollo destinadas a lograr los propósitos de interés general a los que corresponden estas áreas protegidas;
c) los gastos sufragados por los sujetos obligados al mantenimiento y protección de los bienes inmuebles de conformidad con la ley del 29 de junio de 1939, n. 1497, que forman parte de las listas relativas a los números 1) y 2) del artículo 1 de la misma ley o están sujetas a la restricción absoluta de los derechos de no construcción sobre la base de los planes a que se refiere el artículo 5 de la misma ley y el decreto ley 27 de junio de 1985, n.312, convertido, con modificaciones, por ley del 8 de agosto de 1985, n. 431.
2 ter. El Ministro de medio ambiente y de la región, de acuerdo con sus respectivos poderes y responsabilidades, supervisa el uso de los desembolsos a que se refieren las letras a), b) yc) del párrafo 2-bis de este artículo realizado a favor de sujetos privados, de modo que los fines se persigan para cuyos desembolsos han sido aceptados por los beneficiarios y se respetan los términos de uso acordados con los autores de los desembolsos. Estos términos solo pueden ser extendidos una vez por la autoridad supervisora, por razones no imputables a los beneficiarios.
2. El valor equivalente en efectivo puede deducirse de la renta imponible de cualquier sujeto obligado, hasta un máximo del 25% de la renta imponible anual, que establecerá el organismo periférico competente del Ministerio para el patrimonio cultural y ambiental, de acuerdo con las Autoridades Fiscales competente para el territorio, correspondiente a bienes inmuebles que se transfieren de forma gratuita por personas físicas y jurídicas del Estado y a los sujetos públicos y privados mencionados en las cartas
a) yb) del párrafo 2-bis del artículo 114 del mencionado texto consolidado de impuestos sobre la renta, siempre que dichas propiedades estén vinculadas de conformidad con la ley del 29 de junio de 1939, no. 1497, y forman parte de las listas relacionadas con los números 1) y 2) del artículo 1 de la misma ley, o están sujetos a la restricción de la imposibilidad de basarse en los planes mencionados en el artículo 5 de la misma ley y al decreto ley del 27 de junio de 1985, n. 312, convertido, con modificaciones, por la ley del 8 de agosto de 1985, n. 431, y la donación se realiza para garantizar la conservación del bien y su integridad, para el disfrute de las generaciones presentes y futuras.
3. Las concesiones a que se refiere el artículo 5 de la ley 2 de agosto de 1982, n. 512, se otorgan en el caso de transferencias de las cosas a que se refieren los números 1) y 2) del artículo 1 de la ley n. 1497 de 1939 realizado por sujetos cuyo propósito es la conservación de estas cosas.
4. La cobertura de los ingresos más bajos derivados de la implementación de este artículo, valorada en 100 millones de liras para 1991, mil millones de liras para 1992 y 2 mil millones de liras para 1993, se proporciona mediante una reducción correspondiente en la consignación consignada, a los fines del presupuesto trienal de 1991. 1993, al capítulo 6856 de la estimación del Ministerio de Hacienda para 1991, utilizando parcialmente la disposición de normas generales sobre parques nacionales.
5. El Ministro de Finanzas presenta anualmente un informe al Parlamento sobre los efectos financieros de este artículo.


Art. 38 - Cobertura financiera

1. El alivio derivado de la aplicación del párrafo 3 del artículo 3, equivalente a 5 000 millones de liras para cada uno de los años 1992 y 1993, y 10 000 millones de liras para el año 1994, se proporciona mediante una reducción correspondiente en la consignación consignada, a los fines del presupuesto trienal 1991-1993, para Capítulo 9001 de la estimación del Ministerio de Hacienda para el año 1 991, utilizando parcialmente la provisión para el programa de salvaguardia ambiental y la protección de parques nacionales y otras reservas naturales.
2. Descargo de responsabilidad derivado de la implementación del artículo 3, párrafo 7, igual a 600 millones de liras para cada uno de los años 1991, 1992 y 1993 y totalmente operativo,
se hace una reducción correspondiente en la consignación consignada, a los efectos del presupuesto trienal de 1991-1993, en el capítulo 6856 de la estimación del Ministerio de Hacienda para el año 1991, utilizando parcialmente la provisión de Reestructuración del Ministerio del Medio Ambiente.
3. El alivio derivado de la implementación del artículo 3, párrafo 9, igual a 3.400 millones de ITL para cada uno de los años 1991, 1992 y 1993 y en pleno funcionamiento, se proporciona mediante una reducción correspondiente en la consignación consignada, a los fines del presupuesto trienal 1991-1993, en el capítulo 6856 del estimación del Ministerio de Hacienda para 1991, utilizando parcialmente la disposición de reestructuración del Ministerio del Medio Ambiente.
4. El alivio derivado de la implementación del párrafo 8 del artículo 4, equivalente a 22,9 mil millones de ITL para el año 1991 y 12 mil millones de ITL para el año 1992, se proporciona mediante una reducción correspondiente en la consignación consignada, a los fines del presupuesto trienal 1991-1993, en el capítulo 6856 del estimación del Ministerio de Hacienda para el año 1991, utilizando parcialmente la disposición Reglas generales sobre parques nacionales y otras reservas naturales.
5. El alivio derivado de la implementación del artículo 4, párrafo 9, equivalente a 110 mil millones de liras para cada uno de los años 1992, 1993 y 92 mil millones de liras para el año 1994, se proporciona mediante una reducción correspondiente en la consignación consignada, a los fines del presupuesto trienal de 1991-1993, en el capítulo 9001 de la estimación del Ministerio de Hacienda para el año 1991, utilizando parcialmente la disposición para la protección del medio ambiente y la protección de parques nacionales y otras reservas naturales.
6. El alivio derivado de la implementación del párrafo 4 del artículo 18, equivalente a 5 mil millones de liras para cada uno de los años 1992, 1993 y 1994, se proporciona mediante una reducción correspondiente de la consignación registrada, a los efectos del presupuesto trienal 1991-1993, al capítulo 9001 del estado del Ministerio de Hacienda para el año 1991, utilizando parcialmente la provisión para el programa de salvaguardia ambiental y la protección de parques nacionales y otras reservas naturales.
7. El alivio derivado de la implementación del párrafo 5 del artículo 18, equivalente a mil millones de liras para cada uno de los años 1991, 1992 y 1993 y a plena capacidad, se proporciona mediante una reducción correspondiente de la consignación registrada, a los fines del presupuesto trienal 1991-1993, al capítulo 6856 del estado de pronóstico del Ministerio de Hacienda para el año 1991, utilizando parcialmente la disposición Reglas generales sobre parques nacionales y otras reservas naturales.
8. El alivio derivado de la implementación del artículo 34, párrafo 10, equivalente a 20 mil millones de liras para el año 1991 y 30 mil millones de liras para cada uno de los años 1992 y 1993, se proporciona mediante la reducción correspondiente de la asignación consignada, a los fines del presupuesto trienal 1991-1993, en el capítulo 9001 de la estimación del Ministerio de Hacienda para el año 1991, utilizando parcialmente la disposición para la protección del medio ambiente y la protección de parques nacionales y otras reservas naturales.
9. El alivio derivado de la implementación del artículo 34, párrafo 11, equivalente a 10 mil millones de liras para el año 1991, 15,5 mil millones de liras para el año 1992 y 22 mil millones de liras para el año 1993 y a plena capacidad, se proporciona mediante la reducción correspondiente de la apropiación ingresada, a los fines del presupuesto. período de tres años 1991-1993, en el capítulo 6856 de la estimación del Ministerio de Hacienda para el año 1991, utilizando parcialmente la disposición de las normas generales sobre parques nacionales y otras reservas naturales.
10. El alivio derivado de la aplicación del párrafo 8 del artículo 35, equivalente a 2.000 millones de liras para el año 1991, 3.000 millones de liras para el año 1992 y 4.000 millones de liras para el año 1993 y en pleno funcionamiento, se proporciona mediante una reducción correspondiente en la consignación consignada, a los fines del presupuesto trienal 1991- 1993, al capítulo 6856 de la estimación del Ministerio de Hacienda para el año 1991, utilizando parcialmente la disposición Reglas generales sobre parques nacionales y otras reservas naturales.
11. La exención de responsabilidad derivada de la implementación del artículo 35, párrafo 9, equivalente a 14 mil millones de liras para el año 1991, 17,5 mil millones de liras para el año 1992 y 21 mil millones de liras para el año 1993 y a plena capacidad, se proporciona mediante una reducción correspondiente en la apropiación ingresada, con el fin de saldo trienal 1991-1993, en el capítulo 6856 de la estimación del Ministerio de Hacienda para el año 1991, utilizando parcialmente la disposición de normas generales sobre parques nacionales y otras reservas naturales.
12. Para los gastos derivados de la aplicación del artículo 3, párrafo 3, artículo 4, párrafo 9, artículo 18, párrafo 4 y artículo 34, párrafo 10, los créditos correspondientes a los años siguientes al período de tres años.
1991-1993, se reformulará de conformidad con el artículo 11, párrafo 3, letra c), de la ley de 5 de agosto de 1978, no. 468, modificado por la ley del 23 de agosto de 1988, n. 362.
13. El Ministro de Hacienda está autorizado a realizar los cambios necesarios en el balance con sus propios decretos.
Esta ley, con el sello del estado, se incluirá en la colección oficial de documentos reglamentarios de la República Italiana. Es obligatorio para cualquier persona que tenga la responsabilidad de observarlo y que se cumpla como ley estatal.


Vídeo: Real Decreto 1901996, de 9 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento Penitenciario. (Mayo 2021).