Información

Poggio Ripaghera - A.N.P.I.L. - Toscana

Poggio Ripaghera - A.N.P.I.L. - Toscana

Tipo de área protegida: dónde se encuentra

Tipología: A.N.P.I.L. establecido con la Resolución del Ayuntamiento de Pontassieve n. 188 de 19 de septiembre de 1997
Región de la Toscana
Provincia: Florencia

LA.N.P.I.L. Poggio Ripaghera se encuentra cerca de la ciudad de Santa Brígida (Municipio de Pontassieve) y ocupa un área de 470 hectáreas, y se incluye en gran medida en el SIC Poggio Ripaghera - Santa Brígida. Es parte del complejo montañoso de Monte Giovi, en la parte suroeste.

Poggio Ripaghera (foto del sitio web)

Descripción

Geológicamente, el área de Poggio Ripaghera se presenta con afloramientos notables de rocas arenosas de naturaleza silícea, con formas empinadas, relieves acentuados y pendientes marcadas por profundos arroyos y acantilados. Desde un punto de vista morfológico, el área es bastante variada, con formaciones calcáreas-marrones en el lado occidental, que bajo la acción de los agentes atmosféricos han determinado formas menos pronunciadas; Las pendientes expuestas al sur consisten en rocas areniscas más resistentes, que crean pendientes irregulares y empinadas. En la parte inferior hay zonas con viñedos y olivares, mientras que en la zona más montañosa hay ricas formaciones boscosas. En la zona hay algunos monumentos de considerable interés arquitectónico, como el Santuario de la Madonna del Sasso, cerca de la ciudad de Santa Brígida, las ruinas del castillo de Monte Rotondo, la iglesia de San Martino en Lubaco y la torre de la casa de Colonne.

Santuario de la Madonna del Sasso (foto del sitio web)

Flora y fauna

El área está cubierta en gran parte por bosques medianos de montaña, y la vegetación pasa de las formaciones submediterráneas típicas a la montaña y típicamente apeninos. Encontramos maderas suaves o mixtas (con roble de Turquía, carpe negro, menos cenizas), con la presencia de especímenes centenarios. En un buen estado de conservación, hay extensos bosques de hayas, mezclados con carpe blanco, trémolo de álamo y arce de montaña, a altitudes mucho más bajas de lo normal en algunos valles, donde también hay formaciones de árboles con una prevalencia de aliso negro. Los bosques de castaños con sotobosque son bastante comunes, tanto puros como mezclados con roble de Turquía; Pocas áreas afectadas por los castaños frutales que, ya no se rigen para fines de producción, están sujetas a procesos espontáneos de conversión en bosques de roble. Las áreas abandonadas por las actividades agrícolas han sido invadidas por especies de arbustos (endrino, escoba, espino, rosa de perro). La peculiaridad botánica de esta área está constituida por la presencia de Cistus laurifolius, que representa una presencia florística de gran importancia, como la única estación italiana de esta planta (especies amenazadas con riesgo de extinción).
En cuanto a la fauna, se informa la presencia de corzos, jabalíes, tejones y erizos entre los mamíferos. Entre las aves se encuentran el mirlo, el petirrojo, el gorro negro, el pinzón, el wren, el ruiseñor, el luci piccolo y algunas especies de pechos. En el bosque caducifolio mixto es posible observar la presencia de aves rapaces como el halcón gorrión, el lok, así como dos especies de pájaros carpinteros, el tordo cantor, el colirrojo. El paseante frecuenta los frutales de castaños, mientras que en los arbustos se puede ver el cascanueces, el cepillo, el locchiocotto y el empavesado negro.

Santuario de la Madonna delle Grazie (Madonna del Sasso)

El Santuario también se llama Madonna del Sasso en referencia a una serie de apariciones milagrosas de la Virgen que tuvo lugar en 1484. El edificio fue construido en 1490 en lugar de un oratorio de origen medieval. La iglesia actual, mucho más grande, luego remodelada en los años siguientes, consiste en un oratorio inferior y superior, este último precedido por un pórtico en dos lados que data del siglo XVII. En el oratorio inferior, de fabricación moderna, hay una mesa de principios del siglo XV con el Virgen y niño con santos, atribuido a Giovanni Benintendi conocido como Ceraiolo; En el oratorio superior, cuyas paredes están decoradas con frescos neoclásicos, hay una pintura con el Virgen, ángeles y santos por Francesco Curradi. La última intervención arquitectónica se remonta a 1838. Hasta 1914 fue el destino de la imposición de peregrinaciones que, en mayo, conservaron los ecos del antiguo ritual pagano en el sacrificio propiciatorio de una carne de res.

La Burraie di Poggio Ripaghera

Entre los testimonios más característicos de las actividades rurales que una vez tuvieron lugar en el territorio de la A.N.P.I.L. están los burraie, pequeños edificios de piedra (probablemente extraídos, al menos para algunos elementos, de las canteras locales), ubicados cerca de granjas y cerca de manantiales y zanjas. Parcialmente subterráneos (en algunos solo la fachada es externa), tienen una o dos habitaciones en el interior equipadas con cuencas de piedra, en las que los recipientes de leche se mantuvieron sumergidos en el agua que fluía a través de un conducto: de hecho era necesario, especialmente durante los meses más cálido, mantenga el producto fresco, destinado principalmente a las lecherías.
Sin embargo, la denominación de estas estructuras está vinculada a la producción y conservación de mantequilla. Para este fin, se colocaron recipientes especiales con leche en los tanques, de modo que el frío facilitara el afloramiento de la crema: en las mantequeras más grandes también se llevaron a cabo las siguientes fases de procesamiento, hasta el moldeado en panes de mantequilla. La conservación de este producto fue posible gracias a la baja temperatura de las habitaciones, favorecida por una serie de factores, como la presencia reducida de paredes y aberturas externas (uso solo, en general, muy pequeño por encima de la entrada, para permitir un mínimo de ventilación), agua corriente, orientación y lubricación (casi siempre en el bosque). En algunos casos, los quesos también se mantuvieron en refugios de piedra.
El burraie generalmente continuó usándose en funciones tradicionales hasta la década de 1940. Varios datan de los siglos. XVIII-XIX y atestiguar la economía secular de la cría de ganado relacionada con la producción de productos lácteos; esta actividad debe contrastarse con la especializada que se desarrolló en mayor medida en las grandes granjas de Monte Giovi, donde se documentan muchas oficinas. Edificios de este tipo también se encuentran en otras partes de la Toscana, como en el área de Bruscoli (Firenzuola - provincia de Florencia) y el Passo della Futa.

Información para la visita.

El área está atravesada por senderos cómodos marcados por el CAI.
En el Santuario de la Madonna del Sasso, durante el verano, hay un punto de información administrado por el Grupo GEO - Sieci.

Administración:


Municipio de Pontassieve
Via Tanzini, 30
50065 Pontassieve (FI)
Sitio web: www.comune.pontassieve.fi.it


Vídeo: uno dei TRAIL MTB più BELLI di FIRENZE -vincigliata trail building- (Mayo 2021).